El MundoPrincipal

Advierte la OPS: Las Américas corren el riesgo de sufrir una nueva oleada de COVID-19 al aumentar los casos en otras regiones

"La resiliencia de los sistemas sanitarios no es solo una necesidad para superar el COVID, es una inversión para nuestro futuro".

La directora de la Organización Panamericana de la Salud (OPS), doctora Carissa F. Etienne, advierte del riesgo de una nueva oleada de Covid-19, dado el aumento  de los casos en Europa y Asia oriental por la variante  Ómicron BA.2.

En ese sentido,  insta a los países a permanecer vigilantes y a cerrar urgentemente las brechas de vacunación.

Sin embargo, refirió  que aunque los casos de COVID-19 y las muertes han disminuido en gran parte de la región, los países notifican más de 620.000 casos nuevos cada semana. Y en algunas partes de América del Norte y el Caribe, donde Ómicron se está convirtiendo en la variante predominante, las nuevas infecciones están empezando a aumentar.

Con Ómicron BA.2 ya detectado en el 8,7% de las secuencias notificadas en Sudamérica, «una y otra vez, hemos visto cómo la dinámica de la infección en Europa se refleja aquí apenas unas semanas después», dijo la Directora en una rueda de prensa.

«No podemos ignorar el riesgo de nuevos repuntes de COVID-19», añadió. Pero ahora «sabemos lo que hay que hacer para proteger a nuestra población».

Sin embargo, con 240 millones de personas en las Américas que aún no han recibido una sola dosis de la vacuna contra el COVID-19, las brechas en la vacunación «mantendrán a nuestra región en riesgo durante futuras oleadas».

Si bien más de 685 millones de personas en la región han completado sus calendarios de vacunación contra la COVID, y 50 países y territorios ya han comenzado a suministrar dosis de refuerzo, ahora debemos «redoblar nuestros esfuerzos para asegurar que nuestras poblaciones vulnerables reciban las dosis que necesitan», dijo la Dra. Etienne.

La Directora de la OPS también instó a los países a mantener la capacidad de realizar pruebas «para que no entremos en esta próxima oleada a ciegas» y tengamos el panorama completo de Ómicron BA.2 en la región.

«Esto significa hacer que las pruebas sean fácilmente accesibles para todos en todas partes, para prevenir nuevos brotes y para preparar nuestros sistemas de salud si los casos aumentan», añadió.

La doctora  Etienne también advirtió que algunos países y territorios han reducido las medidas de salud pública antes de tiempo, y destacó que los datos «son nuestros ojos y oídos en esta pandemia».

«Al igual que antes, debemos ajustar nuestras estrategias cuando aumenten los casos, para salvar vidas».

En un momento en que los países están conmemorando  el Día Mundial de la Salud,  este  7 de abril bajo el lema «Nuestro planeta, nuestra salud«, la doctora Etienne también destacó la urgente necesidad de que los países trabajen juntos hacia un futuro más saludable y sostenible.

Con el aumento de las temperaturas, la contaminación atmosférica y los fenómenos meteorológicos extremos, «es innegable que el cambio climático ha presentado importantes amenazas para la salud de nuestra región», dijo la Directora.

Los sistemas sanitarios también están amenazados, ya que muchos hospitales se construyeron en lugares vulnerables a las inundaciones, los huracanes, los deslizamientos de tierra y otros fenómenos extremos.

«Estamos trabajando para hacer frente a esto en toda la Región, pero todos tenemos que avanzar más rápido», añadió la Dra. Etienne.

«La resiliencia de los sistemas sanitarios no es solo una necesidad para superar el COVID, es una inversión para nuestro futuro».

T/OPS

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Botón volver arriba