El Mundo

Alemania desplegó 800 policías para contener ola migratoria

El ministro del Interior, Horst Seehofer, señaló que la seguridad en esa zona será incrementada y apoyó la decisión de Varsovia de construir una valla para impedir la entrada de indocumentados

Pese a las críticas de organizaciones humanitarias, el ministro alemán del Interior, Horst Seehofer, confirmó el despliegue de 800 policías en la frontera con Polonia para contener la ola migratoria.

En declaraciones al diario Bild, el titular señaló que la seguridad en esa zona será incrementada y apoyó la decisión de Varsovia de construir una valla en los límites con Belarús para impedir la entrada de indocumentados.

Seehofer afirmó que su país implementará medidas para evitar los cruces no detectados y reforzará los procedimientos para determinar si quienes llegan a su territorio cumplen los requisitos para hacerlo.

La semana pasada notificamos a Bruselas la prórroga de los controles en la frontera germano-austriaca durante otros seis meses. Si la situación en los límites con Polonia no mejora, consideraremos dar ese paso, indicó.

El ministro precisó que Alemania y la Unión Europea reportan un incremento considerable de las llegadas irregulares por varias rutas, entre ellas, la de Grecia a través de los Balcanes Occidentales, la de Italia por el mar Mediterráneo, la de Turquía y la de Belarús.

La mayoría de los migrantes proceden de Irak, Siria, Irán, Afganistán y Pakistán.

Además de Polonia, Lituania y Letonia iniciaron la edificación de muros y cercas para detener a los extranjeros, acciones criticadas por el Alto Comisionado de Naciones Unidas para los Refugiados que pidió una solución eficaz y humana a la situación migratoria.

Recientemente, el presidente belaruso, Alexandr Lukashenko, acusó a las naciones europeas vecinas de manipular la información sobre los acontecimientos, culpando a Minsk de organizar la crisis de refugiados con el objetivo de engañar a la comunidad internacional.

Afirmó que son esos Estados los causantes de la desestabilización política y el deterioro económico de los territorios de donde provienen los indocumentados.

Señaló que Belarús no tiene ni recursos ni fuerzas para enfrentar por sí sola el problema, en particular, por las sanciones de Occidente.
T/PL/LRDS

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Botón volver arriba