El Mundo

Alemania sigue registrando cifras récord y ya teme una quinta ola de covid

Mientras Alemania y Rusia acumulan las peores cifras del continente, Viena y Róterdam salen a la calle en contra de las restricciones.

Alemania alcanza un nivel de contagios que los expertos califican de preocupante. Tal y como ha informado Efe, la incidencia semanal se situó este sábado en los 362,2 contagios por 100 habitantes. Según los últimos datos del Instituto Robert Koch (RKI), esto representa el nivel más alto desde el comienzo de la pandemia.

El número de contagios también tiende al alza, pues en las últimas 24 horas se registraron 63.924, 18.843 más que hace una semana. Un total de 248 personas murieron con causas relacionadas con la enfermedad, 20 más que hace una semana.

El lunes entrará en vigor la nueva ley de protección sanitaria que incluye medidas como la exigencia del certificado de vacunación o, en su defecto, de un test negativo diario para acceder al lugar de trabajo. Aún así, el presidente de la Comisión Permanente de Vacunación (STIKO), Thomas Mertens, ha admitido que la vacuna no será la herramienta para romper la cuarta ola, debido a que sus efectos tardan varias semanas en ser efectivos.

Por su parte y según los datos del centro operativo de lucha contra el coronavirus, Rusia informó este sábado de 1.254 nuevas muertes por covid-19. Este es el mismo número que se registró la jornada anterior, cuando el país sumó el tercer récord consecutivo de fallecimientos por la enfermedad.

Según los datos oficiales del último viernes, solo 58.713.240 ciudadanos han recibido la pauta completa de vacunación, lo que sitúa la inmunidad colectiva solamente en el 50,2% del 80% al que aspiran las autoridades.

Los oficiales rusos atribuyen el fuerte aumento de nuevos contagios y de muertes a la agresividad de la variante delta, la falta del cumplimiento estricto de las reglas sanitarias por parte de muchos ciudadanos y, sobre todo, a la baja tasa de vacunación en el país.

En total el país acumula a día de hoy 9.294.188 casos de coronavirus y es por tanto el quinto país del mundo después de Estados Unidos, la India, Brasil y el Reino Unido por el número de contagios documentados.

Protestas por las medidas anticovid

En Austria rige en la actualidad un confinamiento para los no vacunados, medida que a partir del lunes se extenderá al resto de la población. El Gobierno también anunció el viernes que a partir de febrero la vacunación será obligatoria para los residentes en el país. Son estas medidas las que han llevado a parte de la población a convocar para este sábado una jornada de protestas en Viena. Por su parte la Policía estima que unas 7.000 personas han participado en la manifestación

Los presentes han exigido una mayor «libertad», si bien muchos de ellos no han acudido a la protesta con mascarilla, lo que supone una violación de las restricciones para convocar manifestaciones.

Los cerca de 1.300 agentes desplegados para controlar la marcha han mantenido un perfil bajo por el momento. «No se han producido incidentes dignos de ser mencionados», ha indicado un portavoz de la Policía, que ha calificado la situación de «dinámica», aunque las autoridades esperan que más gente se sume a lo largo de la tarde.

El partido ultraderechista FPÖ es el responsable de la convocatoria, aunque el líder de la formación, Herbert Kickl, no asistirá por estar en cuarentena después de haber dado positivo. El FPÖ se ha mostrado en contra de las vacunas y las restricciones para evitar contagios, sus diputados incluso se negaron a usar mascarillas en el Parlamento austríaco.

El 65,7% de la población del país tiene la pauta completa de vacunación, una de las tasas más bajas de Europa Occidental, al tiempo que la incidencia a siete días está entre las más altas del continente, con más de mil por 100.000 habitantes.

Una situación similar sucedía en Países Bajos, esta vez dejando al menos siete heridos, de los cuales dos fueron heridos de bala. La movilización sucedió en la noche del viernes en la ciudad de Róterdam. La Policía de Róterdam explicó este sábado que al menos 51 personas han sido arrestadas durante los fuertes disturbios en el centro de la ciudad, aproximadamente la mitad de ellos menores de edad y que habían llegado a la ciudad desde diferentes partes de Países Bajos.

Dos manifestantes «resultaron heridos al ser alcanzados por una bala. Todavía están en el hospital. El Departamento Nacional de Investigación Criminal siempre investiga cuando la policía dispara y también está investigando si esas heridas fueron causadas por balas de la policía», añade la policía.

Un oficial también resultó herido en una pierna y está hospitalizado, mientras que otro agente fue tratado en el lugar por los paramédicos. «Numerosos policías sufrieron heridas leves y daños auditivos durante los ataques con piedras y fuegos artificiales», denunció la policía.

Todavía no se ha identificado a todos los sospechosos de participar en los disturbios, pero la policía ha recibido ya imágenes que pueden ayudar con las identificaciones.

La policía sigue desplegada en el centro de la ciudad, aunque la situación ya está ‘bajo control’, aseguró Ahmed Aboutaleb, alcalde de Róterdam. Detrás de estas protestas, convocadas contra los planes del Gobierno de restringir la entrada a espacios públicos a aquellas personas que no se han vacunado contra el coronavirus, estarían grupos como Dockers United o Feyenoord City. Los manifestantes dicen no estar de acuerdo con la política 2G, que se refiere a las dos palabras holandesas para vacunados y recuperados.

Europa Press ha informado que estos son conocidos por las autoridades por haber organizado anteriores movilizaciones contra las medidas impuestas para frenar el avance de la pandemia, como las que se registraron el pasado mes de enero cuando se decretó el toque de queda en Países Bajos.

T/Diario Público (España)/LRDS

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Botón volver arriba