El SurPrincipal

Arrestan en EEUU a ex-ministro de Defensa de México

Primer funcionario de ese rango apresado en la historia mexicana

El ex titular de la Secretaría (ministerio) de la Defensa Nacional (Sedena) de México, Salvador Cienfuegos Zepeda fue detenido ayer en el aeropuerto estadounidense de Los Ángeles y hoy, a eso de las 13 horas, escuchará las acusaciones por nexos con el narcotráfico y lavado de dinero que levantó en su contra la agencia antidrogas estadunidense (DEA por sus siglas en inglés), para luego ser trasladado a Nueva York, donde están radicadas las causas penales.

Las informaciones provenientes de Estados Unidos aseguran que hay testimonios y pruebas de su relación con el titular de la Secretaría de Seguridad Pública durante el mandato de Felipe Calderón Hinojosa, Genaro García Luna, pero ha trascendido que son además otros cargos los que pesan sobre el ex jefe de la Sedena. La investigación en contra del general fue llamada por la DEA Operación Padrino.

Fuentes del gabinete de seguridad y de la cancillería mexicana señalaron que la aprehensión del mando castrense es por presuntos nexos con integrantes de la delincuencia organizada y que esta investigación habría iniciado hace unos 10 años.

Es la primera vez en la historia de México que un ex titular de la Defensa Nacional es detenido por presuntos nexos con grupos delictivos dedicados al narcotráfico, ya sea en territorio estadunidense o nacional, aunque en los años 80, durante el gobierno de Miguel de la Madrid Hurtado (1982-1988), se mencionó que el entonces titular de la Sedena, el general Juan Árevalo Gardoqui, era señalado de tener nexos con integrantes del cártel de Guadalajara, pero nunca se le formularon cargos ni fue llevado a juicio.

La aprehensión de Cienfuegos Zepeda fue confirmada por el canciller Marcelo Ebrard a través de su cuenta de Twitter a las 21:04 horas, y en su texto refiere que esta acción le fue notificada por el embajador estadunidense en México, Christopher Landau.

Un minuto depués el canciller mexicano agregó: el cónsul en Los Ángeles me estará informando en las próximas horas de los cargos. Ofreceremos la asistencia consular a la que tiene derecho. Les mantengo informados.

Al respecto, funcionarios del gabinete de seguridad dijeron estar sorprendidos por el anuncio de las autoridades de Estados Unidos, ya que en México no se tenía ninguna investigación en contra del titular de la Sedena durante el gobierno de Enrique Peña Nieto, y no se tenía conocimiento de alguna indagatoria a ese respecto en aquel país.

Asimismo, refirieron que las autoridades mexicanas esperarán la información oficial que se emita en Estados Unidos respecto a esta detención. La ley de ese país establece que los fiscales deben dar a conocer de manera general los cargos que podría enfrentar.

Versiones surgidas en el gobierno mexicano y que no han sido confirmadas por autoridades de Estados Unidos refieren que el ex titular de la Sedena enfrentará cargos por colaborar para el traslado y tráfico de enervantes a aquel país cuando fue comandante de la novena y quinta regiones militares, con sede en Guerrero y Jalisco.

La aprehensión se llevó a cabo por agentes de la DEA cuando el general Cienfuegos Zepeda arribó al aeropuerto de Los Ángeles acompañado de su familia para vacacionar y fue trasladado a un centro de detención en California.

Esta es la primera vez que un militar mexicano de tan alto rango es detenido por autoridades de Estados Unidos; antes de esto, en México los casos más relevantes de nexos con grupos dedicados al narcotráfico que ha involucrado a generales y han llegado a sentencias condenatorias son los instruidos en contra de Jesús Gutiérrez Rebollo (detenido y enjuiciado en 1997 durante el gobierno de Ernesto Zedillo), Arturo Acosta Chaparro y Francisco Quirós Hermosillo, estos dos últimos llevados a juicio por vínculos con el cártel de Juárez en 2002.

Negado a investigaciones sobre violación de derechos humanos

 

El general Salvador Cienfuegos, de 70 años de edad y originario de la Ciudad de México, concluyó su encargo como titular de la Sedena el 30 de noviembre de 2018.

Como titular de la Sedena se caracterizó por su postura ante casos como el de Ayotzinapa, en el cual negó cualquier responsabilidad del Ejército en la desaparición de los 43 normalistas.

Asimismo, insistió en negar cualquier responsabilidad de los militares en la matanza de Tlatlaya, donde 22 civiles fueron ejecutados. Finalmente, la entonces Procuraduría General de la República imputó a varios soldados los asesinatos, con base en los testimonios de algunos sobrevivientes.

T/ La Jornada/LRDS

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Botón volver arriba