El Mundo

Huelga de médicos en España logra 85% de adhesión

En el contexto d ela pandemia

La Confederación Estatal de Sindicatos Médicos (CESM) de España, aseguró que hasta las 9.00 horas de este martes, el seguimiento de la huelga de estos profesionales «es un éxito», al situarse en torno al 85% pese a las «trabas» que, aseguran, han puesto los servicios de salud autonómicos en la negociación de los servicios mínimos.

La CESM convocó esta jornada, por primera vez en 25 años, una huelga nacional de médicos como «llamada de auxilio» por la situación de la profesión y para «velar por la seguridad de los pacientes» tras la aprobación, por parte del Gobierno, del real decreto que permite contratar profesionales sin especialidad.

Se congratula del éxito de la huelga ya que, según sus datos, hasta las nueve de la mañana la estaba secundando alrededor del 85% de los médicos.

La CESM señala que la cifra se ha conseguido pese a «las trabas» que han puesto desde los servicios de salud de las comunidades en la negociación de los servicios mínimos, «en algunos casos apenas 24 horas antes de la huelga y con la imposición del cien por cien de los efectivos».

Se trata de un paro diario, que se producirá el último martes de cada mes que no sea festivo mientras no se obtenga una respuesta de la Administración y que será revisado por el comité de huelga, organismo encargado de decidir si se amplía la movilización a nuevas fechas.

Real Decreto Ley 29/2020

El detonante de estos parones ha sido la aprobación del Real Decreto Ley 29/2020, que permite entre otras cosas contratar de forma excepcional a personal sanitario extracomunitario.

A juicio del CESM, pone «un parche a la nefasta política de gestión de recursos humanos que se ha hecho desde las distintas administraciones y que en este caso, además, pone en peligro tanto la calidad asistencial del Sistema Nacional de Salud en perjuicio de los pacientes como las condiciones laborales para los profesionales».

Además, y con el fin de evitar la huelga, representantes del CESM acudieron la semana pasada al Ministerio de Sanidad para pedir una reunión con el ministro, Salvador Illa, registrando la petición en todas las comunidades autónomas como muestra «de buena fe», e invitando así a «un diálogo» que evite la huelga nacional de médico.

Finalmente, el CESM no ha desconvocado la convocatoria de huelga, la cual cuenta con el apoyo del Foro de la Profesión Médica, que califica de «inaudita» la actitud del Ministerio de Sanidad, que persiste en su postura de no tener en cuenta las «demandas reiteradas» de una reunión que aporte propuestas a la «difícil situación» a la que se enfrentan estos profesionales sanitarios.

Apoyada por colegios de médicos de toda España

Asimismo, a lo largo de estos días la convocatoria ha sido también apoyada por colegios de médicos de las comunidades autónomas como, por ejemplo, de Murcia, que entiende que los motivos expuestos justifican el paro; o de Navarra, que ha mostrado su «total oposición» al citado real decreto.

«Exigimos la retirada inmediata del Real Decreto Ley 29/2020 y el inicio de las negociaciones que puedan solucionar la grave situación de abandono que padecen los profesionales, que una vez más ve cómo desde el Ministerio de Sanidad y las distintas administraciones se toman medidas que les afectan sin tener en cuenta sus propuestas de mejora o sus conocimientos», han dicho desde el CESM.

Confederación Estatal de Sindicatos Médicos

La convocatoria según la CESM, está ideada de forma que interfiera «lo menos posible» en la asistencia sanitaria de la ciudadanía, pero sin otro remedio que la huelga, que es el último recurso que les ha quedado.

Lo ha asegurado la miembro de la permanente de la CESM María José Campillo, que ha explicado que los servicios mínimos que les han impuesto son «abusivos»: en muchos casos el cien por cien y en otros como mínimo el 80% del personal, es decir, que habrá más personal trabajando que «el que hay en un día festivo».

Campillo ha argumentado ante la convocatoria de la huelga que la sanidad pública española «está lastrada» desde hace décadas por la falta de inversión y el «maltrato continuo» a los profesionales, a los que se les ha mantenido «en precario», algo que también «han sufrido los pacientes», al disponer los médicos de poco tiempo para poder atenderles.

La pandemia «ha puesto al descubierto todas las deficiencias de un sistema, que se estaba manteniendo con el esfuerzo de los profesionales pero el esfuerzo ya no basta, por mucho que nos queramos multiplicar», ha dicho la miembro de la CESM.

T/ Público/ LRDS

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Botón volver arriba