El Mundo

Líder comunista francés acusa a Macron de permitir elusión y estampida de grandes empresas

En los últimos tres meses al menos 35 grandes empresas francesas decidieron cerrar fábricas y trasladar parte de su producción al extranjero, con el beneplácito del presidente Emmanuel Macron, denunció hoy el líder del Partido Comunista de Francia (PCF), Fabien Roussel.
El Covid se ha convertido en el socio oficial del Medef (patronal), de estas grandes empresas, porque aprovechan este clima generalizado para deslocalizar la producción en lugar de hacerlo en Francia’, señaló indignado Roussel.

El diputado comunista criticó que gran parte de estas compañías no se encuentran en apuros económicos, sino que reparten beneficios entre sus accionistas, y han contado ‘con la bendición del presidente de la República durante cinco años, no hay necesidad de investigar a fondo para averiguar quién es el responsable de estos crímenes industriales’, dijo.

‘Hay alguien que siempre estuvo ahí en la sala: Macron secretario general adjunto del Palacio del Elíseo, Macron ministro de Economía y Finanzas con (Francois) Hollande, Macron presidente de la República hoy’, acusó Roussel, y citó su complicidad en los casos de las multinacionales IBM, Nokia, Vallourec, Renault o General Electric, entre otras.

El secretario nacional del PCF también advirtió sobre la ‘ola de pobreza’ y desempleo que está aumentando a nivel nacional, ‘una catástrofe como nunca antes ha conocido Francia‘, de la que culpó a Macron y a su gobierno por no inquietar ‘a los primeros de la fila’, y recordó que ‘las mayores 500 fortunas de nuestro país no han perdido ni un céntimo’ durante la crisis sanitaria.

T/ Prensa Latina/ LRDS

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Botón volver arriba