El Mundo

Macron se negó a hacerse prueba del COVID-19 para reunirse con Putin

El portavoz de la presidencia de Rusia, Dmitri Peskov, indicó que la decisión de utilizar una muy larga mesa blanca para distanciar a los mandatarios de su país, Vladimir Putin y de Francia, Emmanuel Macron, se debió a que el líder francés se negó a someterse a una prueba PCR en la presidencia rusa.

«Las conversaciones con algunos se llevan a cabo en una mesa larga, la distancia (de la mesa) es de cerca de seis metros», declaró el portavoz, respondiendo la pregunta de un periodista.

«Esto se debe a que algunos siguen sus propias reglas, no cooperan con el anfitrión«, indicó el funcionario señalando que en estos casos se impone un protocolo sanitario adicional para proteger al presidente ruso y a sus invitados.

El portavoz ruso negó un trasfondo político. «Esto no es política y no interfiere de ninguna manera en las negociaciones» afirmó Peskov.

T/ Agencias/ LRDS

 

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Botón volver arriba