Historia PatriaPrincipalVenezuela

Octava Estrella brilla en el Tricolor Nacional a 205 años del decreto del Padre Bolívar

En 2006 la Octava Estrella se incluyó en el Pabellón por decreto del presidente Hugo Chávez

Este 20 de noviembre se conmemoran 205 años del Decreto de incorporación de la Octava Estrella emitido en la ciudad de Angostura por El Libertador Simón Bolívar -Jefe Supremo de los Ejércitos Patriotas- en representación de la provincia de Guayana.

En mayo de 1817, El Libertador se encuentra en Guayana y se percata de  la importancia que posee esta Provincia para ganar la guerra contra el imperio español. Las riquezas naturales, redes fluviales y los productos agrícolas y ganaderos de las Misiones del Caroní, jugarían un papel decisivo en las próximas campañas para llevar a buen término la guerra de Venezuela y el traslado del Ejército Patriota a Nueva Granada en 1819, en este contexto decreta la incorporación de la Octava Estrella a la bandera.

Para ahondar más sobre la importancia histórica y trascendencia de esta importante fecha patria, desde La Radio del Sur, conversamos en exclusiva con los reconocidos  historiadores Alexander Torres Iriarte y Omar Hurtado Rayugsen.

¿Por qué hay ocho estrellas en la bandera?

“Hoy los venezolanos y venezolanas de buena fe cuando vemos la bandera nos sobrecoge el orgullo patrio y los que tenemos más edad nos hacemos la pregunta ¿por qué hay 8 estrellas en la insignia nacional si, desde siempre tuvo siete? Habrá quien esté desinformado y piense que fue una ocurrencia de la Revolución Bolivariana o un capricho del Presidente Chávez”.

Así inicia su disertación el presidente del Centro Nacional de Historia (CNH), Alexander Torres Iriarte, quien afirma que la incorporación de la Octava Estrella el 20 de noviembre de 1817 por decreto del “Hombre de las dificultades” de la que hoy se conmemoran 205 años tiene una sólida base histórica consustanciada con la fundación de la tercera República al fragor de la lucha libertadora de hace más de dos siglos.

Subraya que la Octava Estrella se incluye en representación de la provincia de Guayana, territorio que fue sede del primer gobierno independentista, en la actualidad conformado por los estados Bolívar, Amazonas, y Delta Amacuro.

Torres señala que con esta decisión contundente El Libertador Simón Bolívar buscaba dos objetivos: el primero, visibilizar la importancia estratégica y el valor de Guayana para el lanzamiento del proyecto republicano en el marco de la gesta libertadora; y en segundo término, buscaba desmoralizar al ejército realista, pues «la región que por mucho tiempo fuera bastión natural para la causa monárquica estaba en manos revolucionarias».

Acota que la nueva bandera de 8 estrellas desplazó la bandera del gobierno federal aprobada por El Libertador en mayo de 1817, que contenía las 7 estrellas en reconocimiento de las 7 provincias unidas que firmaron el acta de independencia: Margarita, Cumaná, Barcelona, Barinas Mérida, Trujillo y Caracas.

Argumenta que constituía una injusticia no incluir la provincia de Guayana que al fragor de la guerra de independencia había roto las cadenas un mes antes gracias a la acción heroica del prócer curazoleño Manuel Carlos Piar quien hoy reposa simbólicamente en el Panteón Nacional.

Torres manifiesta que todos los venezolanos y venezolanas debemos estar orgullosos de la Octava estrella en el pabellón nacional, precisando que durante mucho tiempo se hizo caso omiso al Decreto de El Libertador y, tuvo una duración de cuatro años hasta su derogación en octubre de 1821.

Menciona que los gobiernos de la cuarta República (1830 -1998), se mostraron indiferentes ante la decisión política de El Libertador  y la reinterpretación de la historia de Venezuela donde Guayana ayer y hoy, juega, jugó y jugará un papel de primer orden en lo político y geoestratégico en Venezuela, lo que a su juicio, tiene que ver con la visión de la unidad y la soberanía nacional.

Reivindicación de Guayana

Por su parte, el historiador Omar Hurtado Rayugsen sostiene que la incorporación de la Octava Estrella decretada por El Libertador Simón Bolívar, en 1817, ha sido cuestionada por un sector al que denomina antibolivariano, quienes alegan que Guayana no estuvo entre las provincias que proclamaron en 1810 la independencia de la metrópolis española.

“Esto es una enorme mentira, pues Guayana recibió a los pocos días la información de lo sucedido en Caracas el 19 de abril y decidió, en junta de vecinos, destituir a los representantes de la monarquía, constituir su gobierno republicano y adscribirse al gesto independentista producido en Caracas”, argumenta.

Indica el historiador que es importante destacar que se trata de Guayana la más extensa, la más rica y la más promisoria de las provincias venezolanas, lo que hizo que los monárquicos decidieran recuperar a sangre y fuego su control.

“Están retratados en documentos de la época los combates fluviales y terrestres desarrollados entre patriotas y monárquicos por la independencia de Guayana”, acota.

Finalmente, indica se impuso en el caso de Angostura y en el caso de Guayana la vieja, hoy conocido como los Castillos de Guayana y en las misiones que eran el corazón económico, el control español, pero, no significó que Guayana en su totalidad, el territorio al sur del Orinoco actuales estados Amazonas, Bolívar y Delta Amacuro fuesen sometidos.

Por el contrario, precisa que en el occidente del estado Bolívar y en algunas porciones del Delta y centro sur de la Provincia se produjo una férrea resistencia que adaptado a los términos actuales dio lugar a una especie de lucha de guerrilla que nunca se sometió al control español y que nunca pudieron los realistas vencer.

Destaca el historiador que es esta resistencia más la potencialidad y la condición estratégica de la provincia de Guayana la que en 1816, después de la Batalla de El Juncal, hará que el General en Jefe  Manuel Carlos Piar se dirija hacia el occidente del estado Bolívar, exactamente al hoy municipio Cedeño.

Enfatiza que Piar desarrolla la brillante Campaña de Guayana alcanzando el cénit en la batalla de San Félix el 11 de abril de 1817, batalla que cambió de manera radical el desarrollo de la guerra de independencia lo que tuvo repercusiones claves en la liberación del resto del continente.

Señala que esto está demostrado en los planes de acción, en las actuaciones de El Libertador, en la creación de Colombia, en la radicación de la capital en Angostura y posteriormente en la  creación de la República de Colombia y su consolidación como espacio independiente.

“Es todo esto lo que El Libertador quiso reconocer en el acto que estamos conmemorando hoy, la incorporación de la Octava Estrella que representa a Guayana en la bandera nacional. Hubo que esperar 189 años para que la Asamblea Nacional, el 9 de marzo de 2006, ratificara el decreto», agrega.

Para culminar, el catedrático Hurtado Rayugsen subraya que los reaccionarios están totalmente equivocados cuando pretenden negarle méritos históricos, políticos, militares, estratégicos y hasta de dimensión  continental a la incorporación al pabellón nacional de la Octava Estrella.

Chávez ejecuta decreto de El Libertador sobre Octava Estrella

En 2006 el comandante Hugo Rafael Chávez ordena el cumplimiento del decreto de 1817 de El Libertador y exige la incorporación de la Octava Estrella reiterando así la argumentación del Padre de la Patria, la importancia y el valor estratégico en el contexto de la gesta fundacional en el siglo XIX de la provincia de Guayana liberada del yugo español al cierre de 1816.

En este sentido, Torres Iriarte puntualiza que no se trató de  un capricho, ni de un arrebato emocional, ni es demagogia,  “hay una explicación histórica por las cuales nosotros desde el año 2006 bajo la presidencia del Comandante Chávez restituimos y dimos cumplimiento al Decreto de El Libertador de incorporar la Octava Estrella en el Pabellón Nacional”.

Enfatiza que los 205 años del Decreto debe constituirse en un momento estelar para revisar la historia y acabar con los mitos que todavía siguen haciendo daño al país, negando la grandeza del Padre de la Patria e invisibilizando la participación popular en la construcción de una nación libre, soberana e independiente.

Decreto emitido por el Padre de la Patria

“Simón Bolívar. Jefe Supremo de la República Capitán General de los Ejércitos de Venezuela y de Nueva Granada. Habiéndose aumentado el número de las Provincias que componen la República de Venezuela, por la incorporación de la Guayana decretada el 15 de octubre último, he decretado y decreto:

Artículo Único.- A las siete estrellas que lleva la Bandera Nacional de Venezuela se añadirá una, como emblema de la provincia de Guayana, de modo que el número de estrellas será en adelante de ocho.

Dado, firmado de mi mano, sellado con el sello provisional del Estado y refrendado por el Secretario del despacho, en el Palacio de Gobierno de la ciudad de Angostura, a 20 de noviembre de 1817”.

La Bandera Nacional es el pabellón oficial y constituye uno de los tres símbolos patrios de la nación.. Está formada por tres franjas horizontales de igual tamaño de colores amarillo, azul y rojo, con un arco de Ocho estrellas dentro de la franja azul, y se ondea con orgullo tanto en Venezuela como en escenarios internacionales para poner en alto el ideario Bolivariano.

Los venezolanos y venezolanas debemos sentirnos orgullosos de nuestro Bandera de Ocho Estrellas, honrarla es nuestro deber, defenderla nuestra obligación.

T/Magdalena Valdez

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba