El SurPrincipal

Xiomara Castro asume el jueves la presidencia de Honduras con amplio respaldo progresista

La presidenta electa de Honduras, Xiomara Castro, asumirá el próximo jueves con un fuerte respaldo internacional y sobre todo regional. A la investidura asistirán figuras como la vicepresidenta argentina Cristina Fernández de Kirchner, el presidente electo de Chile, Gabriel Boric, el actual candidato presidencial y exmandatario de Brasil, Luiz Inácio Lula da Silva, y el expresidente de Bolivia, Evo Morales.

«Creo que ha regresado Honduras al reconocimiento internacional, no hay que desperdiciar esa oportunidad, la comunidad internacional nos vuelve a ver como un país civilizado que quiere democracia«, dijo al respecto el diputado Jari Dixon, uno de los miembros de la Comisión de Transición del gobierno que presidirá Castro. «Demostrémosle al mundo que al finalizar los cuatro años podremos decir que hemos hecho las cosas diferentes para el bien de la población hondureña», agregó Dixon.

Un gobierno que «quiere hacer las cosas bien»

Luego del triunfo en las elecciones generales del 28 de noviembre, la comunidad internacional le expresó su apoyo a Xiomara Castro, quien es la primera mujer que llega a la presidencia en toda la historia política de Honduras, de 9,5 millones de habitantes, de los cuales el 70 por ciento vive en la pobreza según diversas fuentes. Castro también puso fin a un bipartidismo conservador que durante más de un siglo ejercieron los partidos Nacional, que el 27 de enero finalizará su tercer período consecutivo en el poder, y el Liberal, que desde las elecciones generales de 2013 fue relegado a segunda fuerza de la oposición.

Con Xiomara Castro también, por primera vez, llega a la presidencia de Honduras un partido de izquierda, el Libertad y Refundación (Libre), cuyo coordinador general es el expresidente Manuel Zelaya, su esposo, quien el 28 de junio de 2009 fue derrocado con un golpe de Estado, cuando le faltaban siete meses para concluir su mandato de cuatro años. Jari Dixon subrayó que la comunidad internacional está viendo a Honduras como «un gobierno que quiere hacer las cosas bien» y que ahora lo que hay que hacer es mantener el «orden, la transparencia y el combate a la corrupción», un flagelo que ha salpicado con fuerza a los últimos tres gobiernos.

El diputado hondureño recordó que a la toma de posesión de Xiomara Castro ya confirmó su asistencia la vicepresidenta de Argentina, Cristina Fernández de Kirchner. Esta será la primera misión oficial de la vicepresidenta en el exterior, luego de más de dos años de mandato en los que se involucró solo en temas puntuales como el acuerdo con el presidente de Rusia Vladimir Putin, a quien recibió en su despacho para la provisión de vacunas Sputnik V.

También participarán de la asunción el presidente de El Salvador, Nayib Bukele, y el rey de España, Felipe VI. En diciembre pasado, Dixon dijo que los expresidentes de Brasil, Luiz Inácio Lula da Silva y Dilma Rousseff; de Bolivia, Evo Morales; de Paraguay, Fernando Lugo; y de Estados Unidos, Barack Obama, figuraban entre los invitados a la investidura de Castro. Además se espera la presencia de los presidentes Nayib Bukele, de El Salvador; Laurentino Cortizo, de Panamá, y Gabriel Boric, de Chile. Se sumarían a la ceremonia los premios Nobel de la Paz Rigoberta Menchú y Adolfo Pérez Esquivel, y el exaspirante a la candidatura presidencial demócrata de Estados Unidos, Bernie Sanders.

Triunfo y crisis preasunción

El triunfo abrumador que obtuvo Xiomara Castro en las presidenciales no pudo lograrlo su partido, Libre, en el Parlamento, donde consiguió 50 de los 128 diputados, lo que los obligará a tejer alianzas con las principales fuerzas de oposición, los partidos Nacional y Liberal. La primera crisis empezó cuando un grupo de diputados de Libre decidió votar como presidente de la junta directiva a uno de los suyos, Jorge Cálix, y no a Luis Redondo, integrante del Partido Salvador de Honduras (PSH). Castro había acordado con el PSH que sería Redondo el presidente. Finalmente, 18 legisladores de Libre fueron expulsados del partido.

Este domingo, el Parlamento hondureño se dividió al momento de elegir a la junta directiva encargada de gestionar el Congreso en los próximos cuatro años. Una parte de los legisladores eligió por unanimidad Redondo. En un club social del municipio de Zambrano, otra asamblea ratificó a Cálix como presidente. En las afueras del Congreso, miles de seguidores de Castro se movilizaron para expresar su respaldo a la mandataria electa.

T/ Página12/ LRDS

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Botón volver arriba