El Mundo

Denuncian a Catar por espiar a personajes internacionales “para proteger la reputación” del país

A dos semanas del inicio de un Mundial de Fútbol ya controvertido, el anfitrión Catar está en el centro de una nueva polémica, acusado de espiar a casi cincuenta personalidades por parte de piratas cibernéticos.

Según una investigación publicada el domingo en el diario británico The Sunday Times, periodistas, abogados, legisladores e incluso el expresidente de la UEFA, Michel Platini, han sido el blanco de piratas digitales contratados para proteger la reputación de Catar.

Estas personalidades fueron espiadas debido a sus posiciones críticas sobre la atribución y organización de la Copa del Mundo de fútbol por Catar, que comenzará el 20 de noviembre.

En particular han cuestionado el trato de los trabajadores extranjeros en las obras relacionadas con la competición, o las violaciones de los derechos de mujeres y personas LGTB. También el eventual recurso al aire acondicionado en los estadios donde se jugarán los partidos.

Los llamados al boicot se multiplicaron sin que hasta ahora se hayan encontrado ecos masivos.

Catar y piratas cibernéticos

Entre las personalidades víctimas de estos piratas digitales se encuentran periodistas, como Jonathan Calvert -del Sunday Times- que investigó las maniobras de corrupción que condujeron a la adjudicación de la competición en Catar en 2010.

Platini, presidente en aquel momento de la UEFA y gran defensor de la candidatura de Catar para organizar el Mundial, también habría sido espiado.

En reacción a las afirmaciones del periódico inglés, se declaró «profundamente sorprendido» en un comunicado difundido por agencias.

El excapitán del equipo de Francia estudia «todos los pasos judiciales que está decidido a dar -si las informaciones del Sunday Times son exactas-, ante lo que parece ser una violación manifiesta y vil de su vida privada», precisa.

Espionaje de diverso tipo

Según los datos recuperados por el Sunday Times, las operaciones de espionaje de buzones de correos electrónicos o el control remoto de micrófonos y cámaras de las computadoras de unas cincuenta personalidades fueron llevadas a cabo desde diciembre de 2019 por un grupo de piratas cibernéticos indios.

«La investigación indica claramente que el cliente (de los piratas cibernéticos) es el anfitrión de la próxima Copa del Mundo, es decir Catar», detalla el periódico.

El recurso al grupo indio de piratas digitales se habría hecho por medio de antiguos agentes de policía o de la inteligencia británica, que ahora trabajan en el sector privado, indica.

T/ RNC/ LRDS

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Mira también
Cerrar
Botón volver arriba