El MundoPrincipal

Advierten que EE.UU. podría caer en una dictadura derechista

Thomas Homer-Dixon, director fundador del Instituto Cascade de la Universidad Royal Roads, en la Columbia Británica, de Canadá, también instó a su propio país a protegerse contra el “colapso de la democracia estadounidense”.

Homer-Dixon escribió en el Globe and Mail: “Para 2025, la democracia estadounidense podría colapsar, lo que provocaría una extrema inestabilidad política interna, incluida la violencia civil generalizada. Para 2030, si no antes, el país podría estar gobernado por una dictadura de derecha”.

Gran parte de la hipótesis del profesor se centra en la idea de que el expresidente Donald Trump vuelva a la Casa Blanca en 2024.

Se espera que el hombre de 75 años se presente de nuevo a las elecciones y Homer-Dixon anticipa que las legislaturas estatales en manos de los republicanos se negarán a aceptar una victoria presidencial demócrata.

Homer-Dixon, un respetado estudioso de los conflictos violentos con más de 40 años de experiencia, insta a Canadá a estar en guardia para evitar que la crisis que se está desarrollando en D.C. se extienda hacia el norte.

“Se avecina una terrible tormenta desde el sur, y Canadá está lamentablemente poco preparada. En el último año, hemos desviado nuestra atención hacia el interior, distraídos por los retos del Covid-19, la reconciliación y los efectos acelerados del cambio climático”, señaló Homer-Dixon.

“Pero ahora debemos centrarnos en el problema urgente de qué hacer ante el probable desmoronamiento de la democracia en Estados Unidos. Tenemos que empezar por reconocer plenamente la magnitud del peligro. Si Trump es reelegido, incluso en los escenarios más optimistas los riesgos económicos y políticos para nuestro país serán innumerables.”

Aunque algunos podrían considerar estas advertencias como hiperbólicas, el politólogo se mantiene firme en su opinión de que una nueva administración Trump, con poca oposición interna, podría tratar de socavar deliberadamente a su vecino del norte.

Trump, aseveró, “y una serie de acólitos y aspirantes como Tucker Carlson de Fox [News] y la representante de Georgia Marjorie Taylor Greene”, han transformado el partido republicano “en un culto a la personalidad casi fascista que es un instrumento perfecto para destruir la democracia”.

Y, sin embargo, a pesar de todos los estragos que podría causar Trump, también afirma que un segundo mandato podría ser solo un catalizador de medidas más destructivas.

“Volver a ocupar el cargo, será lo que demuela la democracia, pero el proceso producirá un caos político y social”, concluye Homer-Dixon.

T/PL/LRDS

 

 

 

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Botón volver arriba