EntrevistasPrincipal

Amplia vacunación es buen antídoto contra coinfección por COVID-19 e influenza

Entrevista al presidente de la Sociedad de Infectología del Distrito Federal de Brasil, José David Urbáez Brito

El contagio simultáneo de influenza y COVID-19 es una situación que requiere ser tratada con seriedad, pero sin pánico, teniendo en cuenta que la vacunación es fundamental para reducir el impacto de esta coinfección, explicó a Xinhua el presidente de la Sociedad de Infectología del Distrito Federal de Brasil, José David Urbáez Brito.

Según el infectólogo, la influenza se sumó a la pandemia y lo que está ocurriendo es «un explosivo aumento de gente buscando atención en las unidades del sistema público de salud».

Rechazó rotundamente llamar «flurona» a la doble infección por influenza y COVID-19.

«No existe la flurona, esto no es una enfermedad, es un nombre que alguien inventó pero que no existe. Lo que sí existe son infecciones mixtas, que tendrán prácticamente la misma manifestación clínica», ahondó.

Según el científico, una persona con tres dosis de la vacuna contra la COVID-19 que se infectara con el nuevo coronavirus e influenza tendrá una enfermedad en la que la covid no tendrá gran expresión.

En este caso, «acaba siendo igual a lo que conocemos como una infección respiratoria, con dolor de cabeza, dolor en el cuerpo, dolor de garganta y fiebre durante alrededor de siete días».

Sin embargo, anticipó que una persona que no se haya vacunado contra la COVID-19 es posible que tenga una enfermedad más grave, donde las expresiones de las manifestaciones respiratorias sean la suma del daño del propio virus del SARS-COV-2 más la suma de la influenza, y es posible que la enfermedad sea más grave.

El infectólogo explicó que probablemente la doble infección ya debe haberse expandido por toda América Latina, porque los intercambios entre personas, los vuelos de aviones, los flujos comerciales, y los grandes países con fronteras, como Brasil, hacen inevitable la propagación.

Acotó que «la vacuna que se usó contra la influenza en abril, no influye en esta variedad de influenza, que se llama H3N2, variante Darwin, y hay una abertura para que este virus tenga una expansión. Así, seguirá el mismo camino de la pandemia de la SARS-COV-2, porque los medios de transmisión son los mismos».

Se mostró esperanzado de que en marzo, «con la nueva vacuna de la influenza, se podrá contener esta variante H3N2, variante Darwin». «Es probable que tengamos la vacunación contra la influenza en los próximos 3 meses», ponderó.

Como consejos de prevención, destacó que «hay que seguir las mismas recomendaciones de la COVID-19: usar máscaras de buena calidad, estar protegidos en los lugares cerrados, fuera de aglomeraciones y hacer higiene de manos. Todo esto es de un gran impacto contra la influenza como lo fue contra la COVID-19».

T/Xinhua

 

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Botón volver arriba