El Mundo

Apología nazi, homofobia y odio a granel: la ultraderecha amplió sus actos en 2021 ante la inacción de la Policía

Grupos de extrema derecha protagonizaron más de 130 actos a lo largo del año en distintos puntos del país. La agenda del odio estuvo marcada por homenajes a la dictadura, acciones xenófobas y acoso a representantes políticos.

La extrema derecha no se detiene. En 2021, el entramado de partidos y asociaciones que mantiene vivo el discurso de odio en España estuvo detrás de al menos 130 acciones de toda índole en distintos puntos del país. Pese a que en varias oportunidades se denigró a las víctimas de la dictadura o hubo apología nazi, los casos en los que actuó la Policía se cuentan con los dedos de la mano.

Según datos recogidos por Público, este año estuvo marcado por distintas acciones desarrolladas por distintas siglas y similar ideología: a su manera, la fragmentada ultraderecha que evitó ser fagocitada por Vox intenta no perder el pulso de la calle. Desde los homenajes a Franco hasta la recolección selectiva de alimentos solo para familias españolas o el negacionismo de la pandemia, todo ello aderezado con altas dosis de ultranacionalismo español y un sentido del catolicismo profundamente extremista.

La organización Hacer Nación es uno de los grupos que ha llevado la xenofobia a distintos rincones del país. Lo ha hecho principalmente a través de Españoles en Acción, una pseudo-ong montada con la vocación de exteriorizar el viejo concepto de «los españoles primero». A lo largo del año, su misión ha sido repartir bolsas de alimentos a «compatriotas» con la correspondiente foto y publicación en redes sociales.

En uno de sus últimos videos publicitarios, Hacer Nación soltó una idea que se define por sí sola: fomentar los apareamientos exclusivamente entre españoles. Al mismo tiempo, ese grupo ultraderechista se ha dedicado a lanzar mensajes callejeros contra los menores migrantes que se encuentran en España. «MENAS fuera de España. Luchar por nuestros barrios es Hacer Nación», fue el lema de una acción propagandística desarrollada a finales de noviembre en Málaga.

Consignas similares están muy presentes en España 2000, un partido político registrado legalmente que promueve el odio contra diversos colectivos. «Fuera MENAS de nuestros barrios», proclamaban en enero de 2021 tras participar en una manifestación convocada en Madrid por la Asociación de Vecinos de Pinar de Chamartín y Hortaleza, un grupo que actúa bajo la órbita de la ultraderecha.

De hecho, no sería la última vez que España 2000 y ese supuesto colectivo «vecinal» coincidirían en las calles. El pasado 18 de septiembre, militantes de ambas organizaciones extremistas estuvieron presentes en la manifestación homófoba que recorrió las calles de Chueca bajo consignas aterradoras.

Según datos del Ministerio del Interior, la Asociación de Vecinos del Pinar de Chamarín y Hortaleza fue una de las entidades que convocó esa movilización. En octubre pasado, el juzgado de Instrucción número 11 de Madrid abrió diligencias a raíz de las querellas presentadas por la Red Madrileña de Inmigración y Ayuda al Refugiado y la Coordinadora Tercer Sector. La Fiscalía también abrió una investigación por posibles delitos de odio.

Durante la manifestación homófoba de Chueca, la Policía Nacional incautó palos, bengalas y hasta un puño americano entre los manifestantes, por lo que decretó multas de 800 euros cada una para seis de ellos. Además, se dictaron sanciones administrativas de 600 euros para los dos neonazis que figuraban como convocantes del acto.

No es la tónica habitual. De hecho, la mayor parte de los actos ultraderechistas en 2021 se cerraron sin consecuencias para sus convocantes, incluso en casos de apología declarada del nazismo como el registrado el pasado 11 de noviembre en un hotel de Zaragoza. Ese día, la asociación Devenir Europeo, que se reivindica nacionalsocialista y cuenta con registro legal en el fichero de Interior, celebró un acto semiclandestino de captación de nuevos miembros. También puso al alcance de los asistentes sus distintas publicaciones, en las que suelen exaltarse las figuras de Hitler y otros criminales nazis.

Enfrentamientos callejeros

Bastión Frontal es otra de las organizaciones antisemitas y xenófobas que ha celebrado distintos actos a lo largo del año. Uno de sus principales eventos tuvo lugar en mayo pasado frente a la Embajada de Marruecos en Madrid. Coincidiendo con la crisis migratoria, ese grupo de extrema derecha montó una protesta contra la «invasión» que acabó en enfrentamientos con la Policía. Hubo siete detenidos y ocho agentes heridos.

Este grupo ultraderechista también protagonizó el acto de acoso contra Pablo Iglesias registrado el pasado 30 de marzo en Coslada. Aquel día, el cofundador de Podemos cruzó la carretera y se encaró a los nazis.

T/Diario Público/LRDS

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Botón volver arriba