El Mundo

Caótico y repleto de insultos, primer debate Trump-Biden

Debate muestra el deterioro político de EE.UU.

En el primer debate de los tres programados entre el candidato presidencial demócrata Joe Biden y el presidente republicano Donald Trump, para las elecciones del 3 de noviembre en Estados Unidos se volvió un cruce caótico de ataques personales e interrupciones constantes.

Trump, evitó condenar a los grupos supremacistas blancos, habló de un intento de «golpe» en su contra y sugirió sin pruebas que puede haber fraude electoral.

El candidato presidencial demócrata, Joe Biden, mandó callar a Trump y lo calificó de racista, payaso y mentiroso.

A pesar de la coyuntura electoral sin precedente enmarcada entre la peor crisis de salud pública en un siglo, el brete económico más severo desde la Gran Depresión y estallidos sociales de protesta contra el racismo sistemático, un problema político, constitucional ya anunciado por Trump al declarar que no respetará los resultados ni el traslado pacífico del poder si pierde las elecciones del 3 de noviembre, la contienda se ha mantenido notablemente estable.

También ambos rivales se confrontaron sobre una vacante en la Corte Suprema de Justicia que puede alterar el equilibrio del máximo tribunal y acerca de la integridad de las elecciones.

Pero si de algo sirvió el duelo de 90 minutos, fue para reflejar el grado de deterioro político del país, con un recelo y desprecio entre rivales electorales inimaginable algún tiempo atrás.

La Radio del Sur

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Botón volver arriba