El MundoPrincipal

Cataluña implementa toque de queda ante la variante Ómicron

Hace falta reducir la interacción y la movilidad, y es por eso que trabajamos en implementar en los próximos días el toque de queda”, anunció en una rueda de prensa la portavoz del Gobierno catalán, Patricia Plaja, ante el incremento de contagios por ómicron, la nueva variante del coronavirus SARS-CoV-2.

Según explicó la portavoz, el confinamiento nocturno funcionará de la una a las seis de la mañana a partir de la noche del próximo 23 de diciembre y, por lo tanto, se aplicará durante las fiestas navideñas.

El Ejecutivo regional pretende imponer las restricciones durante 15 días prorrogables, para lo que necesitará primero obtener el aval de los tribunales.

También se limitarán a 10 personas las reuniones tanto en exteriores como en interiores y se decretará el cierre del ocio nocturno, que reabrió en octubre después de más de un año de suspensión por la pandemia del COVID-19.

Asimismo, quedarán restringidos los aforos en la restauración a un 50% en interiores, manteniendo el cien por cien en terrazas. Por su parte, los establecimientos de cultura, comercio y deportes deberán reducir el aforo al 70%.

En el ámbito laboral, las autoridades pedirán a las empresas del sector público y privado que recurran al teletrabajo siempre que sea posible.

Refiere el portal Sputnik que las restricciones forman parte de la estrategia del Gobierno de Cataluña para frenar la expansión de contagios ante la expectativa de superar los 12.000 casos diarios de COVID-19, cifras que no se habían registrado durante toda la crisis sanitaria.

Las medidas afectarán a las reuniones familiares durante el período navideño y a las fiestas de fin de año, aunque se quieren mantener las cabalgatas de los Reyes Magos, que fueron suspendidas el año pasado.

T: Sputnik/LRDS

 

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Botón volver arriba