El Mundo

EE.UU. abandona su responsabilidad con la seguridad de Haití

El subsecretario de Estado de Asuntos Internacionales de Narcóticos , Todd Robinson, sentenció que la crisis de seguridad la deben resolver los haitianos.

El gobierno de Estados Unidos anunció que decidió no responsabilizarse con la seguridad de Haití y aseguró que la comunidad internacional no irá al rescate de la nación antillana.

Así lo hizo saber el subsecretario de Estado de Asuntos Internacionales de Narcóticos, Todd Robinson, quien se encuentra de visita en Haití.

Precisó que la crisis interna es un problema que le compete resolver a los haitianos y sus instituciones.
“Al final del día, no será la comunidad internacional la que venga al rescate de Haití. Serán los haitianos, serán las autoridades haitianas y la Policía Nacional de Haití quienes serán responsables de la seguridad en el país”, afirmó en conferencia de prensa en la sede diplomática estadounidense en Puerto Príncipe.

Robinson aseguró que “tenemos una larga tradición de estrecha colaboración con la Policía Nacional de Haití (PNH). Continuaremos esta colaboración. Continuaremos trabajando con miembros del gobierno en torno a este problema de inseguridad”.

El funcionario se reunió en la embajada estadounidense con el primer ministro, Ariel Henry, para discutir el apoyo del gobierno de EE.UU. a los esfuerzos antipandillas de la PNH.
Washington se comprometió a dar 15 millones de dólares adicionales en este sentido.

Se trata del cuarto alto funcionario que llega al país caribeño, donde la crisis de seguridad se tensó tras el magnicidio contra el presidente Jovenel Moïse y bandas delincuenciales armadas controlan cada vez mayores territorios, incluso bloqueando el abastecimiento de combustibles.

El subsecretario estadounidense descartó el envío de tropas y subrayó que la ayuda prometida por la Casa Blanca para permitir la distribución de carburantes consistía en colaborar junto con las autoridades haitianas.

El funcionario anunció el envío de 60 vehículos para la Policía Nacional de Haití, 19 de ellos ya están en el país, además de entregar 200 equipos de protección para los agentes.

La nación caribeña vive una espiral de violencia tras el incremento de los secuestros y asesinatos, en especial en Puerto Príncipe. Las peleas entre bandas han desplazado a 19.000 personas a huir de Martissant, barrio que une a la capital con los cuatro departamentos del sur.

Las bandas bloquean las terminales petroleras, con lo cual han provocado déficit de combustibles y el cierre de hospitales, escuelas, medios de prensa y empresas de suministro de agua, al tiempo que otras compañías disminuyeron sus tiempos de servicios.
T/TeleSur/LRDS

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Botón volver arriba