El SurPrincipal

Exigen responsabilidad de Piñera en agresiones contra migrantes venezolanos en Chile

La tarde del pasado sábado 25 de septiembre, Carabineros de Chile, por orden del Ministerio del Interior, y sin aviso a autoridades regionales, desalojó a decenas de familias venezolanas en situación migratoria irregular que acampaban en la céntrica Plaza Brasil, en la nortina ciudad de Iquique, capital de la región de Tarapacá.
Bajo la excusa de ser un supuesto foco de contagios en materia sanitaria, dado el contexto global de pandemia por COVID-19, la plaza, convertida en refugio por la comunidad venezolana en situación de calle, fue declarada zona de riesgo sanitario por el Ministerio de Salud a finales de julio, motivo por el cual fue dispuesto su desalojo.
Al mismo tiempo, al grito de «no más migrantes», una marcha antiinmigración autorizada desde el municipio de Iquique, y que habría contado con la presencia de autoridades, según consignaron medios chilenos, se dirigió hacia la Plaza Brasil.
En ese momento, una enardecida turba con banderas chilenas en las manos comenzó a quemar las pertenencias de los inmigrantes, en su mayoría venezolanos, que habían sido desalojados del lugar, al son de las estrofas del himno nacional de Chile.

Crisis promovida por Piñera

Desde el injerencista y desestabilizador acto de entrega de ayuda humanitaria a Venezuela desde la ciudad colombiana de Cúcuta en 2019, el presidente chileno Sebastián Piñera, coorganizador del show mediático, invitó a los migrantes venezolanos a viajar a Chile en calidad de refugiados, mediante la visa de responsabilidad democrática.
Entre enero y julio de este año, según datos oficiales, ingresaron a Chile 23.673 personas extranjeras por pasos no habilitados, cifra que representa un máximo histórico, alertó el Servicio Jesuita a Migrantes (SJM).
«La situación migratoria en Chile se comenzó a agravar el año pasado, con el contexto de pandemia, el cierre de fronteras, y las medidas que comenzaron a adoptar muchos países de América Latina, pero sobre todo Chile, que fueron desde un enfoque bastante restrictivo y criminalizador», dijo a Sputnik la presidenta de la Coordinadora Nacional de Inmigrantes de Chile, Vanessa González.
Asimismo, recordó que el Gobierno de Sebastián Piñera ha venido promulgando políticas migratorias que han sido «restrictivas, selectivas y discriminatorias», previas al inicio de la pandemia.

Responsabilidad política

José Miguel Carvajal, gobernador de la región de Tarapacá y militante del Partido Comunes, perteneciente al izquierdista Frente Amplio chileno, analizó en diversos medios del país austral la situación vivida en la ciudad de Iquique, para quien la responsabilidad ineludible ante tan dantesco espectáculo tiene nombre y apellido.

«A partir de las movilizaciones del día de ayer [25 de septiembre], uno de los hechos más trágicos y terribles que ha vivido en la historia la región de Tarapacá, y que tiene un responsable, que es el presidente Sebastián Piñera», sostuvo el gobernador.

«Nos estamos poniendo a disposición de las organizaciones de migrantes que hoy se encuentran en la unidad. Nos pusimos en disposición de hacer el trabajo del Gobierno, que no lo ha hecho», agregó.
Las nuevas autoridades regionales, que iniciaron su gestión en julio, argumentan no contar con atribuciones ni facultades en el marco de materia migratoria, de fronteras y seguridad, atribuciones con las que sí cuenta el Gobierno central, más específicamente el Ministerio del Interior.
«Al mes de llegar a la gobernación, personalmente le entregué una carpeta al presidente de la república con la situación. Con imágenes, no del último día o los últimos meses, sino del último año, donde estaban todos estos espacios públicos de la ciudad de Iquique con carpas llenas de mujeres y niños en estas condiciones», enfatizó Carvajal.

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Botón volver arriba