El Mundo

Hezbolá rompe cerco económico estadounidense con ayuda de Irán

El sheij Naim Qasem, vicesecretario general del Movimiento de Resistencia Islámica de El Líbano (Hezbolá), aseguró este sábado la gran parte de la crisis económica que sufre el país árabe a las sanciones impuestas por Estados Unidos, pero destacó que el grupo libanés logró frustrar el cerco con el envío de diésel desde Irán hasta El Líbano.

Hemos podido contrarrestar el asedio estadounidense con la ayuda de Dios y, gracias al envío de combustible desde Irán, EE.UU. se ha rendido en este caso, ya que bien sabe que tenemos alternativas específicas a las que utilizamos en caso necesario”, dijo durante un discurso en Beirut, la capital.

En diciembre del año pasado, la República Islámica envió varias toneladas de diésel a El Líbano, a petición de Hezbolá, para ayudar a esa nación árabe a superar la escasez de combustible que sufría desde hace meses por la crisis política y económica en que está sumido como resultado de los embargos estadounidenses.

Ante las advertencias de EE.UU. e Israel sobre el envío de diésel por Irán, que desafía las sanciones de Washington, el secretario general de Hezbolá, Seyed Hasan Nasralá, advirtió a estos dos contra cualquier estupidez sobre los cargamentos de combustible iraní que llegaban a El Líbano.

El grupo libanés resaltó el suministro de petróleo a El Líbano como una “victoria” para Hezbolá, y dijo que la movida humilló a EE.UU. en la región y rompió el cerco norteamericano al país.

En su discurso, el sheij Qasem enumeró otras tres principales causas de la crisis económica en El Líbano. “La corrupción generalizada en el país, las políticas económicas y financieras erróneas implementadas durante los últimos 30 años, y la mala gestión del gobernador del Banco Central libanés, Riad Salamé en los asuntos económicos”, dijo.

Denunció que la embajada estadounidense en Beirut financia los programas subversivos en El Líbano, destinados a desestabilizar el país árabe y destruir su economía y además está detrás de los intentos de empañar la imagen popular de Hezbolá.

Aseguró que la mayoría de los detractores de Hezbolá en los comicios son los partidos o grupos políticos que han jugado en el lado estadounidense y trabajado durante las últimas tres décadas para destruir la economía libanesa.

Sin embargo, el sheij Qasem aseveró que los intentos de los oponentes para socavar la imagen de la resistencia libanesa no llevarán a ninguna parte y vaticinó una victoria aplastante para Hezbolá en las elecciones parlamentarias del 15 de mayo.

La coyuntura sociopolítica ha empeorado en El Líbano tras la potente explosión registrada en agosto de 2020 en el puerto de Beirut, un trágico incidente que dejó cientos de muertos y heridos, llevando a la dimisión del Gobierno de Hasan Diab.

Hezbolá culpa a EE.UU. de la situación que atraviesa el país árabe, pues, denuncia, Washington trata de sacar provecho político de las crisis social, humanitaria y económica que aquejan a El Líbano para allanar el terreno a una mayor injerencia en los asuntos internos de dicha nación y apoderarse así de su petróleo.

T/Hispan Tv/LRDS

 

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Botón volver arriba