El Mundo

Llegaron a EEUU 35 toneladas de leche para bebé, ante creciente escasez del producto

Una cantidad suficiente de fórmula láctea para más de medio millón de biberones, llegó ayer a la ciudad estadounidense de Indianapolis.

La fórmula, que pesa 35 mil 380 kilogramos (alrededor de 35 toneladas), fue transportada en un avión militar, informó la secretaria de Prensa de la Casa Blanca, Karine Jean-Pierre, a los periodistas a bordo del avión presidencial, mientras el presidente Joe Biden volaba de Corea del Sur a Japón.

Los aviones de la fuerza aérea están transportando el lote inicial de fórmula, porque no había vuelos comerciales disponibles este fin de semana.

Se trata del primero de varios vuelos que transportan lácteo infantil desde Europa y se esperan este fin de semana para aliviar la creciente escasez en Estados Unidos. Los vuelos fueron autorizados por Biden.

El secretario de Agricultura, Tom Vilsack, estuvo en Indianapolis para recibir la llegada del primer cargamento. El gobierno de Biden bautizó la masiva y abrupta importación de lácteos para niños como “Operación Fórmula Voladora”.

La crisis se produce luego del cierre en febrero de la mayor planta de fabricación nacional en Michigan, por problemas de seguridad.

A largo plazo, Vilsack manifestó que EE.UU. necesita más proveedores de fórmula láctea “para que ninguna empresa individual tenga tanto control sobre las cadenas de suministro”.

Antes la Casa Blanca declaró que 132 cajas de fórmula Nestle Health Science Alfamino Infant y Alfamino Junior salieron de la base aérea de Ramstein, en Alemania, con destino a Estados Unidos.

Se tenía previsto que otras 114 cajas de fórmula Gerber Good Start Extensive HA llegaran en los próximos días.

En total, se espera que esta semana entren al país alrededor de 1.5 millones de botellas de ocho onzas de las tres fórmulas, que son hipoalergénicas para niños vulnerables a la proteína de la leche de vaca.

Se eligió Indianapolis porque es un centro de distribución de Nestlé.

La fórmula se descargará en semirremolques de FedEx y se llevará a un centro de distribución de Nestlé situado a una milla de distancia, donde la empresa realizará un control de calidad estándar antes de distribuir los suministros a hospitales, farmacias y consultorios médicos, indicó un funcionario.

Emergencia en Nueva York por carencia del alimento

En tanto, el alcalde de la ciudad de Nueva York, Eric Adams, declaró el estado de emergencia debido a la escasez de fórmula infantil.

Ante la falta de suministros, el alcalde facultó al Departamento de Protección al Consumidor y al Trabajador para evitar el aumento de precios de la fórmula en las tiendas.

T/ La Jornada/ LRDS

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Botón volver arriba