El Mundo

Miles de mujeres salen a las calles de EEUU a defender derecho al aborto

Miles de mujeres salieron a las calles de Washington y de otras ciudades estadounidenses para mostrar su apoyo al derecho al aborto, amenazado por la Corte Suprema.

Se trata del caso conocido como Roe vs Wade, que resultó en el establecimiento del derecho constitucional al aborto en Estados Unidos, en 1973.

En aquel momento el tribunal escuchó los argumentos de Jane Roe -pseudónimo de Norma McCorvey- quien intentó abortar en Texas, pero el fiscal Henry Wade se lo impidió y ella dio a luz antes de la sentencia del Supremo a su favor.

En total unas 450 concentraciones fueron convocadas en todo el país en grandes urbes como Chicago, Austin y Los Ángeles y también en localidades más pequeñas.

Con carteles y camisetas que decían “Mantengan el aborto seguro y legal”, “Mi cuerpo es mi decisión” y otros miles de mensajes similares cruzaron el puente de Brooklyn hacia Manhattan, en la ciudad de Nueva York.

El líder de la mayoría del Senado, Chuck Schumer, y el alcalde neoyorquino, Eric Adams, se unieron a otros políticos, incluida la senadora Kirsten Gillibrand y la fiscal general de la urbe, Letitia James, para mostrar el apoyo de los demócratas a la protección de los derechos reproductivos.

Pese a los intentos de la fuerza azul por mantener la posibilidad de interrumpir las gestaciones a nivel federal, una iniciativa legislativa con ese fin llamada Ley de Protección de la Salud de la Mujer resultó rechazada en el Senado el miércoles por la oposición republicana.

La postura del Congreso y del poder judicial contrasta con la opinión de aproximadamente el 70 por ciento de los adultos estadounidenses, para quienes la decisión de abortar debe dejarse en manos de la mujer embarazada y de su médico, reveló una encuesta de ABC News/Washington Post.

El fin de semana también hubo protestas en varios lugares para reclamar la legalidad de la interrupción del embarazo, mientras desde hace algún tiempo una ola conservadora apoyada por republicanos conllevó a la adopción de reglas en algunos estados que limitan la práctica.

En Texas, desde septiembre de 2021, entró en vigor una normativa que prohíbe realizar el procedimiento a partir de las seis semanas de gestación, cuando muchas féminas ni siquiera saben todavía de su condición.

Además, el año pasado se presentaron proyectos con un lenguaje similar o idéntico al de Texas en Alabama, Florida, Missouri, Mississippi y Ohio.

La directora ejecutiva de la Marcha de Mujeres, Rachel O’Leary, organizadora de los eventos  dijo que están planeando muchas más manifestaciones este verano para presionar a los legisladores a favor de una medida que garantice el derecho al aborto a nivel federal.

T/PRENSA LATINA/LRDS

 

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Botón volver arriba