El Mundo

Natalidad en China cae a nivel más bajo en 43 años

La tasa de natalidad en China cayó por debajo de 1% en 2020 y marcó así el declive más bajo que registró el país en 43 años, así lo informó, este sábado, una nota de prensa del diario Global Times.

De acuerdo a esta publicación, el Gigante asiático contabilizó el nacimiento de 8,52 bebés por cada mil habitantes y además el nivel de crecimiento natural de la población fue de 1,45 por cada mil personas, lo cual también fue el peor número desde 1978.

Esos datos –acotó el diario- figuran en el anuario de estadísticas que China compiló durante el año pasado.

Asimismo, demógrafos atribuyeron las bajas cifras a un descenso en la cantidad de mujeres en edad fértil y al impacto de la pandemia de Covid-19.

De igual manera, se supo de una continua disminución en los matrimonios desde comienzos de 2021.

Cabe destacar que el séptimo censo de población reveló en mayo pasado que China es aún es la nación más poblada del planeta con 1.411,78 millones de habitantes, pero la expansión en la última década fue lenta y el declive demográfico podría comenzar en 2022.

Igualmente,ese estudio también registró la llegada al mundo de solo 12 millones de bebés en 2020, o sea, la caída por cuarto año consecutivo; así como el alza a 264, 02 millones de individuos mayores de 60 años, quienes ahora representan el 18,7 por ciento de la ciudadanía.

Corroboró, además, que los vaticinios sobre la tendencia decreciente en el índice de neonatos respecto a 2019, cuando nacieron 14,65 millones.

Mientras que, antes en 2018 vinieron al mundo 15,23 millones de bebés, mientras en 2017 la cifra fue de 17,2 millones y se ubicó en 17, 86 millones durante 2016, el año en que cesó la política sobre el hijo único.

Tras conocerse esos resultados, el Gobierno de inmediato relajó más su política de planificación familiar y ahora permite a las parejas tener hasta un tercer descendiente.

De conjunto, anunció varias medidas económicas y de bienestar social para incentivar los nacimientos, dejó de aplicar multas a quienes traigan al mundo más hijos de los permitidos y en lo adelante no tendrá en cuenta la prole para dar a los ciudadanos el acceso a vivienda, inscripción escolar o solicitud de empleo.

Las autoridades prometieron mejorar y bajar el costo de los servicios públicos vinculados a la educación de los niños y el cuidado de los ancianos, reforzar la reproducción asistida, la atención pre y posnatal, y el seguimiento a las embarazadas.

Entre otras metas, mantendrán el actual sistema de recompensa, asistencia y otros beneficios concedidos a matrimonios con un solo hijo y familias rurales con dos chicas, nacidos antes de flexibilizar las políticas.

T/Prensa Latina/LRDS

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Botón volver arriba