El MundoEl SurPrincipal

OCHA: Más de 400 familias desplazadas en el Arauca, en Colombia

Es repetición de lo ocurrido entre 2005 y 2011, cuando grupos armados ilegales propiciaron el desplazamiento

La Oficina para la Coordinación de Asuntos Humanitarios de la ONU (OCHA), denunció este lunes la existencia de más de 400 familias desplazadas y más de 1.500 personas necesitadas de protección internacional como víctimas de desplazamiento debido a la violencia que afecta el departamento colombiano de Arauca.

De acuerdo a la OCHA, en correspondencia con datos de la Defensoría del Pueblo, este grupo de personas se encuentra principalmente autoalbergada en asentamientos informales del municipio de Arauquita, y presentan necesidades en seguridad alimentaria, aseo y atención psicosocial.

Para la OCHA tanto como la Defensoría del Pueblo, lo que sucede en Arauca es la repetición de lo ocurrido entre 2005 y 2011, cuando grupos armados ilegales se enfrentaron y provocaron el desplazamiento de cientos de habitantes del territorio, hubo un millar de muertos y desparecieron líderes comunales, defensores de Derechos Humanos y campesinos.

El conflicto, según la OCHA, no se limita al departamento de Arauca, pues los especialistas internacionales tienen información sobre acciones armadas que generaron el desplazamiento masivo de 84 personas en  Norte de Santander y el desplazamiento de más de 585 personas, incluidas 146 refugiados y migrantes desplazados y 132 indígenas con necesidad de protección internacional.

En ese sentido, la OCHA  y la Defensoría del Pueblo de Colombia, prevén la continuidad del desplazamiento forzoso de comunidades que viven en la zona fronteriza. De  momento, alertan sobre el riesgo de un desplazamiento masivo de las comunidades de las veredas Corocito, Babaica, La Holanda y Caño Guarapo, ubicadas en el municipio de Tame.

Al mismo tiempo, recuerdan que hay que tener en cuenta que estas emergencias humanitarias se desarrollan en el contexto de la emergencia sanitaria ocasionada por la pandemia de la Covid-19, lo que implica riesgos adicionales y dificultades de acceso por parte de las instituciones y organizaciones humanitarias hacia las comunidades, impidiendo o limitando una respuesta frente a las necesidades de la población.

T/Telesur/LRDS

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Botón volver arriba