El Sur

Paraguay: el oficialismo eligió a su nuevo candidato en reemplazo del que Estados Unidos tildó de corrupto

El viernes, Hugo Velázquez anunció su renuncia a la vicepresidencia del país y a la postulación presidencial, luego de que Washington lo incluyera en su lista de ciudadanos paraguayos "significativamente corruptos".

El actual ministro de Obras Públicas y ex pastor evangélico, Arnoldo Wiens, fue elegido como el candidato a presidente del oficialismo paraguayo para las elecciones de 2023 en reemplazo de Hugo Velázquez, quien el viernes anunció su renuncia a la vicepresidencia del país y a la postulación para la primera magistratura, luego de que el gobierno de Estados Unidos lo incluyera en su lista de ciudadanos paraguayos «significativamente corruptos». La fórmula del movimiento Fuerza Republicana del gobernante Partido Colorado para reemplazar a partir del año próximo al actual presidente, Mario Abdo Benítez, deberá de todas formas competir con la fórmula elegida por la otra facción del partido, Honor Colorado, encabezada por el expresidente Horacio Cartes.

El candidato de Abdo Benítez

«Estamos más fortalecidos que nunca», expresó Wiens durante el acto en el que se oficializó su precandidatura desde la sede del partido en Asunción. «Fortalecidos porque las adversidades que se plantean hace que tengamos que mostrar, como paraguayos, como colorados y como miembros de un gran equipo, quiénes somos realmente», agregó.

Wiens valoró el «gesto del compañero, amigo, vicepresidente» Velázquez de renunciar inmediatamente a su aspiración presidencial y admitió que «muchos creían que esa noticia» de hace 48 horas iba a «destruir» a su facción partidaria. El presidente Mario Abdo Benítez, líder de Fuerza Republicana, celebró la candidatura de su actual ministro de Obras Públicas. «Con mucha esperanza. Todo mi apoyo y a seguir trabajando por nuestro querido país», aseguró el mandatario en su cuenta de Twitter.

¿Quien es Wiens?

Wiens asumió el ministerio de Obras Públicas y Comunicaciones en agosto de 2018. Es doctor en teología, fue senador, docente en el Centro Evangélico Menonita de Teología Asunción y en el Instituto Bíblico, así como director ejecutivo entre 1996 y 2011 de la radio cristiana Obedira y de la Red de Comunicación Integral.

El dirigente colorado carga sobre sus espaldas el escándalo de la llamada «Pasarela de Ñandutí» que conecta el parque Ñu Guasú con el Comité Olímpico Paraguayo en la ciudad de Luque. La instalación fue calificada de «oro» por la prensa local al tomar estado público el sobreprecio de la obra, que demandó en plena pandemia de covid-19 la suma de dos millones de dólares para favorecer a empresas amigas del gobierno como la firma Engineering, de acuerdo a un informe de revisión técnica del ministerio de Obras Públicas.

Todavía queda por ver qué dirá el Tribunal Electoral Partidario sobre la nueva fórmula presidencial, ya que el periodo para cambios en las candidaturas ya se cerró. Aunque, dadas las circunstancias, el tema se está debatiendo puertas adentro del Partido Colorado. Desde el movimiento Honor Colorado, liderado por Horacio Cartes, adelantaron su postura en contra de que el oficialismo modifique su binomio presidencial, que mantiene como candidato a la vicepresidencia a Juan Manuel Brunetti, quien también era candidato a la vicepresidencia con Velázquez.

Las elecciones internas serán el 18 de diciembre y las generales en abril de 2023. El otro aspirante dentro del Partido Colorado es, hasta ahora, Santiago Peña, delfín político de Cartes. El exmandatario, un rico empresario tabacalero, fue sancionado por Estados Unidos hace pocas semanas por «corrupción significativa». Según Washington, Cartes obstruyó «una importante investigación internacional sobre el crimen transnacional».

La denuncia de Velázquez

Desde que el gobierno de Estados Unidos señalara en la mañana del viernes a Velázquez como una persona corrupta por haber ofrecido un soborno de más de un millón de dólares a un funcionario público, hubo varias reuniones para designar al reemplazante, incluso en la residencia presidencial Mburuvicha Róga, para consensuar con Abdo Benítez el nombre del nuevo candidato.

«El Departamento de Estado designó al vicepresidente paraguayo Hugo Velázquez y al asociado Juan Carlos Duarte como inelegibles para ingresar a los Estados Unidos por estar involucrados en actos de corrupción significativos. Estamos comprometidos a apoyar la democracia y promover la responsabilidad de los funcionarios corruptos», informó a través de Twitter el secretario de Estado estadounidense, Antony Blinken.

Luego de la denuncia de Washington, Velázquez se declaró inocente y aseguró a los medios locales que intentará limpiar su nombre. Posteriormente informó que, además de dejar su cargo de vicepresidente, renunciaba a su candidatura presidencial. La medida impuesta por Estados Unidos, que también incluye a su esposa e hijos, es una sanción que le prohíbe, entre otras cosas, ingresar al país y acceder a su dinero en cuentas estadounidenses.

En noviembre de 2016 Velázquez, quien entonces era diputado, estuvo en el ojo de la tormenta tras la publicación de una foto en la que se lo veía con varias personas a bordo de un yate, en un tour por Líbano, junto a uno de los señalados como supuesto financista del movimiento libanés Hezbollah. En la foto también aparecían el entonces diputado Atilio Penayo y Duarte. El abogado penalista y empresario paraguayo inició su carrera política como fiscal, donde fue denunciado por corrupción en varias ocasiones, antes de llegar a la Cámara de Diputados, desde donde se catapultó al Ejecutivo de la mano del Partido Colorado.

T/Página 12/LRDS

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Botón volver arriba