ColumnasPrincipal

Salud Cardiovascular y la COVID-19

En el contexto actual por tener al mundo golpeado por una enfermedad de origen zoonótico (animal-humano), según la evidencia acumulada, La COVID-19 es una Neumonía de causa viral que ha despertado el interés de todas las disciplinas de la ciencia y la vida, el tratar de entender su manera de desestabilizar no sólo la salud particular en los seres humanos sino que producto las medidas adoptadas para intentar frenar su propagación ha resultado una hecatombe económica y comercial para el mundo, así como toda una tragedia para la “estabilidad laboral” de las y los trabajadores del mundo.

Por más que intentamos buscar  un concepto válido sobre “Salud Cardiovascular”, no está definido sino la “Enfermedad Cardiovascular”, pues el sistema actual ve la vida y la salud sólo desde la perspectiva de la enfermedad y no desde lo que debería ser, el estar “Bien”, que es el estado de ausencia de enfermedades y en plenas condiciones para desarrollar la vida y el intercambio con la Naturaleza.

La OMS define las enfermedades Cardiovasculares de la siguiente manera:

Las enfermedades cardiovasculares son un conjunto de trastornos del corazón y de los vasos sanguíneos. Se clasifican en:

  • hipertensión arterial(presión alta)
  • cardiopatía coronaria (infarto de miocardio)
  • enfermedad cerebrovascular (apoplejía)
  • enfermedad vascular periférica
  • insuficiencia cardíaca
  • cardiopatía reumática
  • cardiopatía congénita
  • miocardiopatías.
  • OMS, publicado en la Página oficial en la siguiente dirección: https://www.who.int/cardiovascular_diseases/about_cvd/es/
Las enfermedades cardiovasculares son consideradas una de las principales causas de muerte en varios países (foto referencial)

Sin duda toda una visión desde la Enfermedad y no desde la Salud o la vida, además de que es un concepto reduccionista por no vincular otros hechos de la propia enfermedad que están estrechamente asociados a eventos cardiovasculares, un ejemplo de esto, es que toda enfermedad que produzca una sepsis severa y tenga desenlace trombo embolico tiene que ver con Salud Cardiovascular, es por esto, que vemos como en la COVID-19 existe mucha prevalencia de complicaciones cardiovasculares en las formas de presentación más graves de esta enfermedad, incluso recientes hallazgos muestran como en formas menos graves existen modificaciones fisiopatológicas en el sistema cardiovascular de los pacientes y pueden incluso cursar con serias secuelas vasculares por haber estado expuestos al virus que produce esta enfermedad que se convirtió en Pandemia.

“Estudio de cohorte que incluyó a 100 pacientes recientemente recuperados de COVID-19 identificado en un centro de pruebas de COVID-19, la resonancia magnética cardíaca reveló compromiso cardíaco en 78 pacientes (78%) e inflamación miocárdica en curso en 60 pacientes (60%), que fue independiente de las condiciones preexistentes, la gravedad y el curso general de la enfermedad aguda, y el tiempo desde el diagnóstico original”.  (2) Del Estudio “Secuelas cardiovasculares Post-COVID-19” publicado por Intramed el 18 de Agosto del 2020 en la siguiente dirección:https://www.intramed.net/contenidover.asp?contenidoid=96566&fuente=inews&uid=1017231&utm_source=inews&utm_medium=inews&utm_campaign=inews

“Nuestros hallazgos demuestran que los participantes con una escasez relativa de afecciones cardiovasculares preexistentes y con una recuperación mayoritariamente domiciliaria tenían una afectación inflamatoria cardíaca frecuente, que era similar al subgrupo hospitalizado en cuanto a gravedad y extensión”. (2)

 

La evaluación médica es fundamental para diagnosticar a tiempo enfermedades cardiovasculares (foto referencial)

Estos hallazgos nos demuestran que el personal de salud debe incrementar los esfuerzos por brindar mayor apoyo a nuestros pacientes y evitar que tengan secuelas incluso en los abordajes comunitarios de pacientes, pues es de mucho valor entender la Salud Cardiovascular como un cúmulo de reacciones químicas e inmunológicas sistémicas que pueden modificarse con el intercambio con el medio externo (Naturaleza), es por esto que cada una de las recomendaciones que podamos dar en la Línea de atención primaria o incluso hospitalaria debe ser con un enfoque amplio e integral, para evitar lo que hoy la evidencia nos muestra, que no sólo en indicar tratamiento para atender la “infección”, sino brindar beneficios más allá de la enfermedad, es ver que sino protegemos la Salud y la vida en toda su extensión, podremos tener secuelas mayores en las personas afectadas por la COVID-19.

“En el informe del centro de control y prevención de enfermedades de China, que incluyó 72.314 casos confirmados, el principal factor de riesgo para mortalidad fue la edad mayor de 80 años. En esta población específica el porcentaje de muertes informado fue de 14.8%; otros grupos de riesgo con mortalidad elevada fueron: presencia de enfermedad cardiovascular (10.5%), diabetes (7.3%), enfermedad pulmonar crónica (6.3%), hipertensión arterial (6%) e historia de cáncer (5.6%)”. Wu Z, McGoogan JM. Characteristics of and Important Lessons from the Coronavirus Disease 2019 (COVID19) Outbreak in China: Summary of a Report of 72314 Cases from the Chinese Center for Disease Control and Prevention. JAMA – J Am Med Assoc. 2020;2019:25—8, http://dx.doi.org/10.1001/jama.2020.2648.

La Salud Cardiovascular vista más allá de la enfermedad y con enfoque integral y preventivo, debe ser considerado un derecho humano irrenunciable, pues actualmente las primeras causas de muerte en el mundo son las Cardiovasculares y las que le siguen tiene estrechamente vinculo por tener estas mucho que ver con relación con las reacciones químicas y fisiopatológicas que ocurren ante una inestabilidad, por ejemplo la Diabetes y el Cáncer, también están otras, La EPOC, el Alzheimer o enfermedades Neurológicas y psiquiátricas donde cada vez mayor evidencia demuestra cómo estas tienen algún vínculo con patologías de origen cardiovascular.

En este punto, el análisis que nos permite el contexto de la COVID-19 es que también está su letalidad incluso sus secuelas vinculadas con la Salud Cardiovascular de los pacientes que logran padecerlas. Por eso, es realmente importante, que se tomen medidas urgentes más allá de los protocolos de atención a la emergencia por COVID-19, se gestione a altos niveles, acciones que garanticen “Salud Cardiovascular”, vista desde la Salud y la vida, no solo desde la enfermedad.

Dr. Ricardo León

Especialista en Medicina Interna e Investigador

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Botón volver arriba