El Mundo

Sánchez insiste en hacer notar la huída del rey como un acto personal y que no afecta a la «institución» de la monarquía

Grupos de izquierda y soberanistas insisten en que el gobierno español debe dar explicaciones sobre la fuga de Juan Carlos I

El presidente español Pedro Sánchez, envió una carta a la militancia del PSOE en la que defiende, ante las informaciones sobre presuntas conductas irregulares del rey Juan Carlos I que han propiciado su huida de España, que «todo responsable público debe rendir cuentas de su conducta sin excepciones».

Eso sí, en la misiva, recogida por Europa Press, insiste en que las conductas irregulares «comprometen a su responsable y no a la institución» y ha asegurado que el PSOE se siente «plenamente comprometido» con el pacto constitucional en todos sus términos y extremos.

«Nadie puede sustraerse a la transparencia de los medios informativos, ni a la acción de los tribunales. Todo responsable público debe rendir cuentas de su conducta y así sucederá sin excepciones. Ahora bien, una conducta irregular compromete a su responsable, no a la institución. Este principio afecta a los agentes sociales, a los partidos, a los gobiernos autonómicos y al propio gobierno de la nación», remarcó Sánchez.

El presidente del Gobierno no quiso revelar qué papel jugó el Ejecutivo en la salida de Juan Carlos I de España: «Los asuntos de los despachos entre el jefe del Estado y el presidente del Gobierno son discretos y confidenciales, y quedan en ese ámbito. Respeto la decisión de la Casa Real porque soy el presidente del Gobierno y porque creo en ello».

Solicitan explicaciones al gobierno de Sánchez

Los partidos soberanistas con representación en el Congreso —ERC, Bildu, BNG y la CUP (izquieda) y Junts (derecha)— se unieron para exigir que el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, comparezca ya en un pleno extraordinario para explicar la huída que, a su juicio, ha protagonizado el Juan Carlos I al abandonar España mientras el Tribunal Supremo mantiene abiertas pesquisas sobre él.

En concreto, estas formaciones solicitan la convocatoria de una reunión de la Diputación Permanente de la Cámara para que debata y vote la convenciencia de citar a Sánchez y también a la vicepresidenta primera del Gobierno, Carmen Calvo, por el mismo asunto.

En el escrito que han dirigido con este fin a la presidenta del Congreso, Meritxell Batet, ERC, Junts, Bildu, BNG y la CUP recalcan «su compromiso con los valores republicanos» y dejan constancia de que hacen «una clara apuesta por la abolición» de la Monarquía a la que definen como una «institución caduca y antidemocrática».

T/ Público/ LRDS

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Botón volver arriba