El Mundo

Bélgica es el país europeo más afectado por rebrote de COVID-19

Yves Van Laethem, portavoz de Bélgica para la lucha contra el nuevo coronavirus, advirtió que las unidades de cuidados intensivos podrían alcanzar su capacidad de 2.000 pacientes en dos semanas. El país de 11,5 millones de personas registró en promedio más de 13.000 casos al día durante la semana pasada. El avance semanal medio de los contagios es del 38 %, según el último boletín de las autoridades sanitarias belgas.

Bélgica se convirtió en el país europeo más golpeado por la segunda oleada de Covid, después de República Checa, según el recuento diario del Centro Europeo para la Prevención y el Control de Enfermedades (ECDC). Esto con una incidencia acumulada de 1.390,9 casos de media por 100.000 habitantes en 14 días.

Las hospitalizaciones en Bélgica se incrementan a un ritmo semanal del 88 %, con 502 ingresos de media al día, mientras que los decesos ligados al COVID-19 se sitúan en una media diaria de 48,3 fallecimientos, un alza semanal del 50 %. Desde el lunes 19 de octubre, Bélgica aplica un toque de queda nocturno en todo el país, que tiene completamente cerrado el sector de la hostelería.

A nivel federal, el Gobierno de Alexander de Croo intenta esperar a mediados de esta semana para ver si, transcurridos diez días desde la aplicación de las últimas restricciones, estas medidas surten efecto o si es necesario aplicar un confinamiento generalizado similar al de la pasada primavera. El Ejecutivo federal anunció este martes que el viernes reunirá al comité de crisis para evaluar la situación, sin aportar más detalles, un día después de la cumbre de jefes de Estado y de Gobierno de la Unión Europea para analizar la situación del coronavirus en la Unión Europea.

El incremento de las infecciones parece estar ralentizándose en Bélgica, pero las autoridades advierten que esto podría deberse en parte a un cambio en la estrategia de diagnóstico, pues ante la saturación de los laboratorios ya no se practican test a los asintomáticos que hayan estado en situación de riesgo.

Con una media de 66.900 pruebas diarias frente a las 35.000 de finales de septiembre, la tasa de positividad de Bélgica sigue aumentando y se sitúa en el 21,1 %, dato que asciende hasta el 37 % en Lieja y al 29 % en Bruselas.

El portavoz francófono del comité técnico belga contra el coronavirus, Yves van Lathem, declaró en una entrevista en la radiotelevisión pública el lunes por la noche que habrá que tomar una decisión esta semana sobre si son necesarias nuevas medidas.

T/ Agencias/ LRDS

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Botón volver arriba