El SurPrincipal

Boric anunció la reforma del sistema de pensiones en Chile y ambicioso plan de viviendas

El presidente de Chile, Gabriel Boric, brindó su primera «cuenta pública». Boric destacó que presentará en agosto su esperada reforma del sistema de pensiones y prometió una jubilación mínima universal para todos los mayores de 65 años de 250 mil pesos chilenos (cerca de 300 dólares). En el Congreso de Valparaíso, y a pocos días de cumplir tres meses de mandato, el mandatario chileno no eludió las dificultades que ya debió atravesar su gobierno y llamó a «lograr un entendimiento profundo entre la república y los pueblos que la habitan».

El proceso constituyente

En el inicio de un discurso que duró poco más de dos horas, Boric abundó en las «desigualdades» al referirse al crecimiento económico de las últimas décadas, que según dijo terminó consolidando «un Chile fragmentado social, cultural y territorialmente». Por ese motivo el mandatario señaló que el estallido social de 2019 no fue un evento aislado sino que fue «una explosión de múltiples malestares y descontentos que fueron ignorados o minimizados por décadas».

«Todos juntos decidimos encauzar ese malestar por una vía institucional mediante un plebiscito donde el 80 por ciento manifestó que quería una nueva Constitución para Chile», aseguró Boric al recibir los primeros aplausos de los presentes. Con respecto al proceso constituyente, Boric remarcó: «El cuatro de septiembre próximo nos enfrentaremos a una decisión trascendental: aprobar o rechazar la propuesta de una nueva Constitución. Ambas opciones son legítimas, y el gobierno tiene el deber de garantizar que la ciudadanía se manifieste libremente en las urnas de manera informada».

Anuncios y aspiraciones

El discurso de Boric se basó en cinco ejes: derechos sociales, mejor democracia, justicia y seguridad, crecimiento inclusivo y medio ambiente. Entre los anuncios más relevantes se mencionó la reforma previsional, que ingresará en agosto y que según Boric permitirá que toda persona mayor de 65 años tenga una pensión básica garantizada por el Estado de 250 mil pesos, un proyecto para crear un Fondo Universal de Salud, además de la construcción de doce centros de salud mental comunitaria.

«Llegó el momento de construir un verdadero sistema de seguridad social y en donde nuestras legítimas ideologías no entrampen la necesidad de chilenos y chilenas de tener una pensión digna», dijo el mandatario progresista durante su primera rendición de cuentas en el Congreso. El sistema de pensiones chileno, instaurado durante la dictadura de Augusto Pinochet (1973-1990) y pionero en la región en la capitalización individual, ha sido ampliamente criticado en los últimos años por las escasas pensiones que otorga.

Además, Boric anunció que el plan de construir 65 mil viviendas al año debe llegar a la meta de 260 mil al final del mandato, y presentó un plan de condonación de la deuda educativa que asfixia a más de 65 mil personas por estudiar en la universidad de manera «gradual y justa».

Pueblos originarios y violencia en el sur

El presidente mencionó que durante su gestión se conmemorarán los 200 años de la celebración del Parlamento de Tapihue «entre el Estado de Chile y el pueblo mapuche». «Tengo la convicción de que el ejemplo de los antiguos parlamentos puede guiar nuestro nuevo esfuerzo por lograr un entendimiento profundo entre la república y los pueblos que la habitan. Debemos ser conscientes de que este entendimiento tomará tiempo«, planteó Boric.

Luego de eso, remarcó que la «que la vía para lograrlo es el diálogo, la observancia de la ley, el respeto bidireccional y el Estado de derecho que como presidente tengo el deber de hacer valer«. En esa línea Boric anunció la reactivación de la tramitación del proyecto de ley que crea el ministerio de Pueblos Indígenas y reiteró el plan de compra de tierras.

Minutos después se refirió a la grave crisis de seguridad que existe en la macrozona sur y se refirió a la decisión de decretar el estado de excepción, un giro de 180 grados respecto a lo que había prometido en campaña. «Estoy consciente que esta medida no resuelve el problema de fondo, pero como presidente de la República tengo el deber de utilizar todas las herramientas jurídicas para garantizar la seguridad de la población«.

Boric dijo que los hechos de violencia no pueden ser normalizados y volvió a hablar de una reforma de Carabineros. «La reforma es por la institución y no en contra de ella. Contamos con la activa participación de miles de funcionarios que reconocen la necesidad de mayor transparencia, colaboración y revisión de prácticas para asegurar el apego irrestricto al Estado de derecho y la protección de los derechos humanos», explicó el presidente de Chile.

T/ Página12/ LRDS

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Botón volver arriba