El SurPrincipal

Indígenas brasileños denunciarán en ONU violencia contra sus pueblos

Líderes indígenas brasileños denunciarán hoy y mañana ante el Consejo de Derechos Humanos de las Naciones Unidas (CDH) en Ginebra, Suiza, el aumento de la violencia contra los pueblos nativos, que hace peligrar vidas y territorios.

Según el sitio del Consejo Indigenista Misionario (CIMI), los jefes originarios también abordarán la política anti indígena adoptada por el Gobierno del presidente Jair Bolsonaro.

La 49 sesión del CDH comenzó el 28 de febrero y se prolongará hasta el 1 de abril, con el objetivo de examinar informes sobre diversas cuestiones de derechos humanos.

Durante estos dos días, está previsto que caciques pronuncien tres discursos: Tatiane Kaiowá, de los pueblos guaraní y kaiowá de Mato Grosso do Sul; Adriano Karipuna, de la comunidad karipuna de Rondonia; y Jair Maraguá, guía general de los maraguá de Amazonas.

Las intervenciones tendrán lugar en el espacio destinado a Diálogos Interactivos, con la presencia de especialistas y de los respectivos relatores especiales del consejo para el tema.

De acuerdo con el sitio, Kaiowá abordará este jueves los constantes ataques contra las casas de oración y los rituales tradicionales a los que se enfrenta su pueblo y la falta de demarcación de sus territorios como causa.

Horas después, en presencia del relator especial sobre las obligaciones de derechos humanos relacionadas con el disfrute de un medio ambiente seguro, limpio, saludable y sostenible, Karipuna denunciará las invasiones y el acaparamiento de tierras en la Tierra Indígena Karipuna, en el norteño estado de Rondonia.

En 2021, los karipuna demandaron a la administración federal, a la Fundación Nacional del Indio y a la división territorial de Rondonia por las invasiones y devastación de patrimonios nativos.

Para mañana, con la presencia del relator especial sobre la situación de los defensores de los derechos humanos, intervendrá Maraguá, líder del pueblo maraguá, amenazado tras la masacre ocurrida en la región del río Abacaxis, en Amazonas.

Los pueblos originarios y ribereños denuncian la negligencia del Estado brasileño en las investigaciones y la falta de protección de las comunidades afectadas.

Además de estas presentaciones, el pasado día 8, Dom Roque Paloschi, arzobispo de Porto Velho y presidente del CIMI, presentó un cuadro de la situación de los pueblos indígenas en Brasil y denunció la política anti indígena del gobierno de Bolsonaro.

Su declaración puso al desnudo las contradicciones del discurso de la ministra de la Mujer, la Familia y los Derechos Humanos, Damares Alves, pronunciado en el segmento de alto nivel, que abrió esta edición del consejo.

Informes sobre la violencia contra los nativos revelan que en los últimos años la mayoría resultan asesinatos, amenazas varias, de muerte y tentativas de crimen.

T/ Prensa Latina/ LRDS

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Botón volver arriba