El MundoPrincipal

La Unicef y la OMS advierten sobre los riesgos de brotes de sarampión en la población infantil

La Organización Mundial de la Salud (OMS) y la Unicef, alertan del  riesgo de un posible  incremento de los brotes epidémicos en el mundo, especialmente por sarampión, lo cual podría afectar a millones de niños y niñas en el transcurrir del año  2022.

Estos entes internacionales, OMS/Unicef, refieren la propagación de enfermedades que se pueden evitar mediante la vacunación y la alerta viene dada por el incremento de los casos de sarampión en los meses de enero y febrero del año en curso.

En enero y febrero de 2022 se notificaron 17.338 casos de sarampión en todo el mundo, frente a los 9.665 de los dos primeros meses de 2021. Este  virus debilita el sistema inmunitario y aumenta la vulnerabilidad de los niños a otras enfermedades infecciosas como la neumonía y la diarrea, incluso varios meses después de que se produzca la infección por sarampión, destaca la OMS.

La información difundida por la OMS, refiere que la situación viene dada por las interrupciones relacionadas con la pandemia, el aumento de las desigualdades en el acceso a las vacunas y el desvío de recursos destinados a la inmunización sistemática; factores que  están dejando a demasiados niños sin protección contra el sarampión y otras enfermedades que se pueden evitar mediante la vacunación.

Además, el riesgo de que se produzcan grandes brotes ha aumentado debido a que las comunidades han flexibilizado las prácticas de distanciamiento físico y otras medidas preventivas contra la COVID-19 que se habían aplicado durante el punto álgido de la pandemia.

A lo antes expuesto se suma,  el desplazamiento de millones de personas debido a los conflictos y las crisis, como en Ucrania, Etiopía, Somalia y Afganistán, las interrupciones en los servicios de inmunización sistemática y de vacunación contra la COVID-19, la falta de agua potable y saneamiento y el hacinamiento aumentan el riesgo de que se produzcan brotes de enfermedades que se pueden evitar mediante la vacunación.

Dado el alto contagio del sarampión, los casos tienden a aparecer rápidamente cuando los niveles de vacunación disminuyen. A los dos organismos les preocupa que los brotes de sarampión puedan ser también el preludio de brotes de otras enfermedades que no se propagan tan rápidamente.

En 2020, 23 millones de niños no recibieron las vacunas infantiles básicas a través de los servicios sanitarios sistemáticos, la cifra más elevada desde 2009, y 3,7 millones más que en 2019, destaca la OMS.

La mayoría de los casos ocurren en entornos que padecen dificultades sociales y económicas debido a la COVID-19, los conflictos u otras crisis, y que tienen una infraestructura sanitaria crónicamente deficiente e insegura.

Los 5 países con más casos de sarampión notificados en los últimos 12 meses, hasta abril de 2022[1]
País Casos de sarampión notificados Tasa por millón de habitantes Cobertura de primera dosis de sarampión (%), 2019[2] Cobertura de primera dosis de sarampión (%), 2020[3]
Somalia 9.068 554 46 46
Yemen 3.629 119 67 68
Afganistán 3.628 91 64 66
Nigeria 1.2341 58 54 54
Etiopía 3.039 26 60 58

En abril de 2022, los organismos informaron que se habían producido 21 brotes de sarampión de gran magnitud y gravedad en todo el mundo en los últimos 12 meses. La mayoría de los casos de sarampión se registraron en África y en la región del Mediterráneo oriental. Es probable que las cifras sean más elevadas, ya que la pandemia ha perturbado los sistemas de vigilancia en todo el mundo, y es posible que no se notifiquen todos los casos.

Los países con los mayores brotes de sarampión desde el año pasado son Somalia, Yemen, Nigeria, Afganistán y Etiopía. La insuficiencia de la cobertura de la vacuna contra el sarampión es la principal razón de los brotes, dondequiera que se produzcan.

Hasta el 1º de abril de 2022 seguían aplazadas 57 campañas contra enfermedades que se pueden evitar con vacunas en 43 países; estas campañas estaban previstas desde el inicio de la pandemia, y afectan a 203 millones de personas, la mayoría de las cuales son niños. De ellas, 19 son campañas contra el sarampión, lo que hace que 73 millones de niños corran el riesgo de contraerlo por no haber sido vacunados.

La OMS recuerda que  la cobertura igual o superior al 95% con dos dosis de la vacuna segura y eficaz contra el sarampión, puede proteger a los niños contra la enfermedad. Sin embargo, las interrupciones relacionadas con la pandemia de COVID-19 han retrasado en muchos países la introducción de la segunda dosis de la vacuna contra el sarampión.

T/OMS/LRDS

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Botón volver arriba