El MundoEl Sur

Líderes indígenas de Brasil denunciarán ante la ONU violencia en su contra

Estan en riesgo no sólo sus vidas sino también sus territorios

Líderes indígenas de Brasil anunciaron que volverán a denunciar ante el Consejo de Derechos Humanos de la Organización de Naciones Unidas (ONU), el aumento de la violencia contra los pueblos nativos, el cual pone en riesgo sus vidas y territorios.

Desde el Consejo Indigenista Misionario (CIMI), del país trascendió que los dirigentes también abordarán la política antiindígena, adoptada por el Gobierno Federal en  la gestión del presidente Jair Bolsonaro, en el marco de la sesión 49 del Consejo de Derechos Humanos, donde también revisarán los informes sobre diversos aspectos.

Su articulación prevé además el pronunciamiento de tres discursos por parte de Tatiane Kaiowá, representante de los pueblos guaraní y kaiowá de Mato Grosso do Sul; Adriano Karipuna, del pueblo karipuna de Rondônia; y Jair Maraguá, tuxaua general del pueblo maraguá de Amazonas.

Las  intervenciones serán en un espacio concebido para “diálogos Interactivos», y el cual contará con presencia de especialistas y de relatores especiales del Consejo para el tema.

Kaiowá denunció los constantes ataques contra casas de oración y rituales tradicionales a los que se enfrenta su pueblo y la falta de demarcación de sus territorios como causa; los cuales según el Aty Guasu – Gran Asamblea de los Pueblos Kaiowá y Guaraní, se contaron en cifra de siete las casas de oraciones quemadas criminalmente en 2021.

Mientras, Karipuna denunciará las invasiones y el acaparamiento de tierras en la comunidad del propio nombre, enclavada en Rondonia,  en la cual el pasado año se registró un aumento del 44 por ciento de la deforestación con respecto al 2020; lo cual supuso un riesgo para la supervivencia de los pueblos y de los indígenas que viven en aislamiento voluntario en dicha región.

T/Telesur/LRDS

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Botón volver arriba