El SurPrincipal

López Obrador advierte sobre organización que exacerba el racismo y la humillación en México

La organización «Sí por México» busca el retroceso y dice sí a la corrupción, a la pobreza, al racismo, al clasismo, a la humillación del pueblo, a que el gobierno esté al servicio de una minoría rapaz y no paguen impuestos los de arriba, aseguró el presidente mexicano Andrés Manuel López Obrador, quien señaló que cuando se está cerca de ellos y del Frente Nacional Anti-Amlo (Frena) «hay que cuidar la cartera, porque se roban todo».

A la vez, consideró gravísimos los sobornos a panistas que avalaron la reforma energética, e irónico ofreció disculpas a Alonso Ancira, ex presidente del consejo de administración de Altos Hornos de México, si devuelve los 200 millones de dólares que se pagaron de más por la planta Agronitrogenados.

En conferencia de prensa, de más de tres horas, reiteró que no odia a Carlos Salinas, a quien acusó de empobrecer al pueblo y convertirse en el padre de la desigualdad moderna, y sostuvo que puede regresar a México de Dublin las veces que quiera, sin ningún problema.

En breve alusión a la represión contra manifestantes feministas en Cancún, celebró que el gobernador de Quintana Roo, Carlos Joaquín González, sin tolerancia, encubrimiento ni complicidad, destituyó a mandos policiacos, y aseguró que es parte de la investigación del feminicidio de la joven Alexis.

Asimismo, criticó que la toma de casetas se convirtiera en modus operandi de algunos grupos para sacar dinero, por lo que llamó a quienes actúan de manera ilegal a portarse bien, porque no habrá impunidad ni seremos cómplices de actos delictivos.

Recordó que cuando Salinas informó en cadena nacional que el problema de la deuda se había terminado, porque la había renegociado, hasta pidió cantar el Himno Nacional, y aseguró que engañaron con que las empresas públicas se privatizarían mediante subastas. Dirigiéndose a Salinas dijo: no es cierto, se las entregaste tú, tu hermano (Raúl Salinas) y Pedro Aspe para crear un grupo compacto y tener poder transexenal.

Consideró que las campañas negras en su contra no han tenido eficacia, y reprodujo una parte de la llamada que Pedro Cerisola, ex secretario de Comunicaciones y Transportes, hizo a Eugenio Hernández, ex gobernador de Tamaulipas –actualmente preso por presuntos vínculos con el crimen organizado– por su ayuda en 2006 para la imposición de Felipe Calderón.

“Nuestros adversarios dicen: ‘vamos a regresar, vamos a quitarle la mayoría en el Congreso, y en 2022 vamos a votar para que se vaya, para que renuncie’, pero quien va a decidir es el pueblo”, subrayó.

Al insistir en que los conservadores son muy rateros, López Obrador aseguró: lo que revisamos está podrido por la corrupción, y mencionó la existencia de contratos para reclusorios que se otorgaron hasta a empresas periodísticas.

T/ La Jornada/ LRDS

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Botón volver arriba