El SurPrincipal

Lula asevera que la clase obrera brasileña sabe cuidar a su país mejor que nadie

Con reiterados llamados al amor como contracara del odio y el miedo inoculado por la ultraderecha, el expresidente Luiz Inácio Lula da Silva dijo que el PT debe volver a gobernar este año «para demostrar que la clase obrera sabe cuidar este país mejor que nadie».

Sin confirmar aún de manera oficial su candidatura presidencial de cara a los comicios de octubre, Lula cerró un extenso acto desde Belo Horizonte en conmemoración de los 42 años del Partido de los Trabajadores (PT), surgido de la unión de sindicalistas, sectores vinculados a la Teología de la Liberación, intelectuales, artistas y opositores a la dictadura militar. Acompañaron a Lula la también exmandataria Dilma Rousseff, la presidenta del PT, Gleisi Hoffmann y el exalcalde de San Pablo, Fernando Haddad, además de varios líderes internacionales del progresismo que dijeron presente de manera virtual.

«El amor siempre será mayor que el odio»

Visiblemente emocionado, Lula inició su discurso rindiendo homenaje a «los familiares de las víctimas del coronavirus, a los compañeros que perdimos y vivirán siempre en nuestro corazón y en nuestra lucha». A continuación dijo que el PT fue fundado «para combatir las desigualdades, la concentración de la renta, el hambre, la inflación, el desempleo, el atraso económico y la sumisión de Brasil a los intereses extranjeros«.

El exmandatario aseguró que «a pesar de todos los intentos de destruir al PT y la feroz campaña para criminalizar la política, estamos vivos y más fuertes que nunca y seguimos siendo el partido político más querido por el pueblo brasileño». También tuvo tiempo para recordar sus días tras las rejas.

«Fui víctima del odio, que me costó 580 días de encarcelamiento injusto e ilegal, condenado a extrañar a mis seres queridos y al pueblo brasileño, a quien amo mucho. Pero siempre estuve por encima de todo odio, bendecido por el amor», explicó Lula, remarcando que «el amor siempre será mayor que el odio».

«Necesitamos luchar con todas nuestras fuerzas para que el odio que mató a un trabajador inmigrante, y que todos los días mata a mujeres, negros, indios, gays, lesbianas y transexuales, sea desterrado para siempre«, sostuvo el exmandatario brasileño, luego de la conmoción generada en el país por el asesinato del congoleño Moïse Mugenyi Kabamgabe, golpeado brutalmente por cuatro hombres en Río de Janeiro.

La candidatura, en lista de espera

Aunque el líder de izquierda ha manifestado intenciones de volver a presentarse a las elecciones, todavía no confirmó oficialmente su candidatura. Sin embargo, cada aparición pública parece acercarlo más a esa posibilidad, y este jueves advirtió que el PT «necesita volver a gobernar» para «demostrar que la clase obrera sabe cuidar este país mejor que nadie».

«Que nuestra gente tenga al menos tres comidas al día, tenga educación y salud de calidad, reciba un salario digno y tenga un contrato formal. La gasolina, el diésel, el gas para cocinar, la electricidad, la cerveza fría y los asados ​​de fin de semana tienen que estar de vuelta en los bolsillos de los brasileños«, planteó el exsindicalista.

Lula aseguró que «Petrobrás, Eletrobrás y todas nuestras empresas estatales volverán a ser patrimonio del pueblo brasileño», por lo que el país «volverá a ser respetado internacionalmente y el pueblo brasileño volverá a sentirse feliz y orgulloso». Destacó en ese sentido que el PT pudo «hacerlo todo en solo 13 años y lo vamos a hacer de nuevo, ahora con aún más experiencia y más ganas de cambio».

Una encuesta de la consultora Genial-Quaest divulgada este miércoles concluye que Lula lidera la intención de voto para la primera vuelta de las elecciones brasileñas del próximo dos de octubre con 45 por ciento de los votos. Además, en línea con lo que indicaban anteriores relevamientos, el líder progresista ganaría en todos los escenarios de segunda vuelta.

Además de los discursos de Rousseff, Hoffman y Haddad, el acto por los 42 años del PT contó con los saludos virtuales del presidente de Argentina, Alberto Fernández; los expresidentes de Colombia, Ernesto Samper; de Ecuador, Rafael Correa; y de España, José Luis Rodríguez Zapatero. También enviaron sus felicitaciones el líder laborista británico Jeremy Corbin; el titular del Partido Social Demócrata de Alemania, Lars Klingbeil; y el líder del partido Francia Insumisa, Jean-Luc Mélenchon.

T/ Página12/ LRDS

 

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Botón volver arriba