El Mundo

Al menos 33 muertos y más de 328.000 desplazados deja paso de tifón Ray en Filipinas

Al menos 33 personas murieron y más de 328.000 fueron desplazadas debido al paso del ciclón Ray en la región central de Filipinas, que provocó destrozos e inundaciones, según informes de la agencia de desastres del país.

La fuerza de los vientos de Ray, conocido como Odette en el país,y el decimoquinto ciclón en llegar a Filipinas este año, bajó a 150 kilómetros por hora al avanzar por el archipiélago, lo cual provocó inundaciones en pueblos, árboles arrancados y viviendas de maderas destrozadas.

En este sentido, fue considerado uno de los ciclones más fuertes que hayan golpeado Filipinas en la presente temporada de tormentas, el tifón ha pasado por nueve islas donde ha destruido las comunicaciones en algunas áreas y provocado daños en numerosos edificios.

En su punto más fuerte, Ray acumuló vientos sostenidos de 195 kilómetros por hora y ráfagas de hasta 270 kph, una de las más poderosas en los últimos años en golpear el archipiélago del sudeste asiático propenso a desastres, que se encuentra entre el océano Pacífico y el Mar de China Meridional.

Más de 300 mil personas huyeron de sus casas y hoteles de playa cuando el tifón Ray arremetió contra las regiones del sur y centro del país, donde dejó zonas sin comunicación y derribó postes de electricidad.

Se estima que alrededor de 200.000 personas se refugiaron en 8.000 centros de evacuación organizados por las autoridades.

Por su parte, las autoridades de las islas Dinagat, una de las primeras provincias azotadas por los fuertes vientos del llamado supertifón, permanecieron aisladas el sábado debido a la caída de las líneas eléctricas y de comunicación.

Ahora Odette se ubica en el mar de la China Meridional y se desplaza hacia el oeste a una velocidad de 25 km/h. Tras debilitarse ligeramente sobre las islas, volvió a intensificarse y en la actualidad lo forman vientos máximos sostenidos de 165 km/h con ráfagas de hasta 205 km/h, advierte la Administración Filipina de Servicios Atmosféricos, Geofísicos, y Astronómicos.

Desde el sur de China, varias provincias chinas se mantienen en alerta ante la llegada del tifón Rai, que se espera traiga aguaceros torrenciales y fuertes vientos en los próximos días.

T/AVN/LRDS

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Botón volver arriba