El Mundo

El rublo sufre un hundimiento histórico al caer casi un 30% por las sanciones

La moneda rusa se enfrenta a un duro desplome por la paralización de las transacciones al Banco Central de Rusia y la expulsión del sistema internacional de transacciones SWIFT.

El rublo cae hasta niveles históricos tras el ataque ruso a Ucrania. Desde el jueves pasado, que comenzó la ofensiva de Moscú, la moneda rusa ha perdido un 28,34% de su valor frente al euro y al dólar.

Este descenso no solo se ha producido a nivel monetario, sino que también se ha notado en la Bolsa de Valores de Rusia, la cual el primer día que el Kremlin atacó a Ucrania se hundió más de un 33%.

Al desplome de la economía por la guerra, se han sumado las sanciones de los países occidentales, que han castigado al Gobierno de Putin paralizando las transacciones con el Banco Central de Rusia (BCR) y la expulsión a varias entidades del sistema internacional de transacciones SWIFT. Una situación que ha favorecido la bajada del rublo hasta casi un 30% respecto al dólar y al euro.

La situación económica ha llevado a los ciudadanos rusos a hacer largas colas este domingo para sacar dinero en efectivo del banco, una acción que ha llevado al Banco Central Ruso a subir los tipos este lunes del 9,5% al 20% ante el temor de una fuga de capitales. También ha introducido el cambio obligatorio a rublos por parte de los exportadores que ingresen en otras monedas y ha prohibido a los intermediarios la venta de valores por parte de los extranjeros.

Además, para paliar la inestabilidad financiera, el Banco de Rusia ha tomado ciertas medidas como la liberación de las reservas de capital acumuladas por valor de 733.000 millones de rublos (6.245 millones de euros o 6.963 millones de dólares) para préstamos de consumo e hipotecas. El BCR ha asegurado que «son sanciones duras, pero Rusia tiene el suficiente potencial para compensar el daño que estás causan».

 

Preocupación internacional por la subida del combustible

La inestabilidad económica de Rusia también repercute a nivel global. En Europa, los combustibles se encarecen debido a la dependencia de algunos países europeos del gas natural ruso, lo que ha llevado a Alemania a anunciar la construcción de dos nuevas terminales de gas licuado para garantizar el abastecimiento energético.

El continuado aumento de las tensiones ha avivado los temores de que se interrumpa el suministro de petróleo del segundo productor más importante del mundo, Rusia. Este lunes el barril de esta materia prima Brent se encuentra superando los 100 dólares.

Las bolsas europeas siguen en descenso

La Bolsa de Moscú no es la única que ha caído, en muchos países de Europa la guerra está produciendo una bajada generalizada en las bolsas. En el caso de España, el Ibex 35 ha perdido un 1% y se mueve alrededor de los 8.400 puntos tras recuperar el viernes un 3,51%. Las empresas del Ibex más perjudicadas son el Banco Santander con pérdidas del 4,30%; seguido de BBVA, con un 3,94% e Inditex, con un 3,18%.

Por otra parte, en Estados Unidos la bolsa cotiza con fuertes caídas, al igual que en Europa. Sin embargo, la bolsa asiática ha sabido esquivar la ola de ventas y Tokio ha subido el 0,19%, y Shanghái, el 0,24%.

T/Diario Público/LRDS

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Botón volver arriba