El Mundo

Nagorno Karabaj: Las claves del Acuerdo de Paz que puso fin a más de 30 años de guerra

Con la firma de un Acuerdo de Paz Azerbaiyán y Armenia pusieron fin a casi tres décadas de conflicto armado por el territorio de Nagorno Karabaj, acción que termina con 44 días de fuego activo.

Con Rusia como garante Armenia deberá entregar a Azerbaiyán el control sobre territorios que había ocupado durante la guerra de 1992-1994 y que pertenecían históricamente a Azerbaiyán, dentro de los que se encuentra la segunda ciudad del enclave, Shushá, ubicada a solo 11 kilómetros de su capital, Stepanakert.

Armenia deberá entregar a Azerbaiyán el control sobre territorios que había ocupado durante la guerra de 1992-1994

Además deberá que permitir en su territorio la elaboración de un corredor entre Azerbaiyán y uno de sus enclaves en la zona del Caúcaso, Najicheván, situado entre Armenia, Irán y Turquía, acción que puede calificarse como la revancha de los azeríes por la derrota sufrida a manos de Armenia en la guerra por Nagorno Karabaj hace 26 años, cuando Baku había perdido el 20 por ciento de su territorio, que recuperará en gran parte en virtud del acuerdo firmado entre el presidente azerí, Ilham Alíev, el primer ministro armenio, Nikol Pashinián, y el presidente de la Federación de Rusia, Vladímir Putin.

Este corredor tiene una importancia estratégica para el gobierno azerí, puesto que le permite conectarse por tierra con Turquía, su gran aliado en la región y representa una vía rápida de transporte de ciudadanos y bienes hacia este lugar.

Mientras tanto, el gobierno armenio conservará el Corredor de Lachín (de 5 kilómetros de ancho), para mantener la conexión con Nagorno Karabaj, cuya seguridad de tránsito de ciudadanos, vehículos y bienes está garantizada por Azerbaiyán en ambas direcciones, y en los próximos tres años se determinará un plan de construcción de una nueva ruta para este corredor.

El tratado contempla un alto al fuego total, el intercambio de prisioneros, el desbloqueo de contactos económicos y de transporte; el cese de todas las acciones militares en la zona del conflicto, por lo que Armenia deberá retirar completo de la región de Kelbajar a sus tropas. Para ello Azerbaiyán, aludiendo a razones humanitarias, permitió atrasar hasta el 25 de noviembre la evacuación de las fuerzas armadas y de los ciudadanos armenios en el lugar.

El tratado contempla un alto al fuego total, el intercambio de prisioneros, el desbloqueo de contactos económicos y de transporte;

Así mismo, se contempla la devolución de los territorios Agdam, Lachín y Kalbajar, por parte de Armenia, los cuales deberán ser entregados antes del primero de diciembre, según reseñan medios internacionales.

Rusia negociante y garante de la paz

El papel de Rusia en este pacto fue fundamental, tanto que fungirá como garante del cumplimiento de los acuerdos allí establecidos, y para ello enviará un contingente de tropas de paz, algo que comenzó a hacer el mismo día de la firma, para garantizar el cese de los combates y la seguridad de la retirada de los efectivos armenios.

«Con el fin de controlar el alto el fuego y el fin de las acciones militares, en la zona del conflicto de Nagorno Karabaj se emplaza un contingente de paz de Rusia integrado por 1.960 militares, 90 vehículos blindados, 380 vehículos militares y equipamiento especial», anunció el Ministerio de Defensa ruso.

A través de un comunicado, el Ministerio de Defensa ruso dio a conocer el emplazamiento en el enclave separatista de Nagorno Karabaj de un contingente de paz de cerca de 2.000 efectivos.

¿Qué vendrá?

Como todo fin de un conflicto bélico este Acuerdo de Paz significa una victoria para los civiles y desplazados internos, quienes ahora pueden regresar a sus aldeas de origen, las cuales han estado vacías durante casi 30 años.

Hasta el momento no hay indicios del estado actual o futuro de Nagorno Karabaj, sus sistemas administrativos o legales o policiales. Puesto que era una república autoproclamada, no reconocida por nadie, ni siquiera por Armenia.  Internacionalistas aseguran que con este acuerdo de paz estas dos naciones, ahora se odian mucho más que hace un mes, por lo que no se explican cómo van a vivir mucho más cerca la una de la otra.

Con El Mazo/La Radio del Sur

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Botón volver arriba