El Mundo

Varios países del Golfo expulsan a embajadores del Líbano

La medida provocó una serie de decisiones paralelas por parte de otros países, entre ellos Baréin y Kuwait que también solicitaron la salida de los embajadores libaneses en sus países.

El gobierno de Riad anunció que retira a su embajador en la capital libanesa, Beirut, y da un plazo de 48 horas al embajador del Líbano para que abandone el territorio de Arabia Saudita.

La medida provocó una serie de decisiones paralelas por parte de otros países, entre ellos Baréin y Kuwait que también solicitaron la salida de los embajadores libaneses en sus países.

Por su parte, el periódico libanés MTV reportó que otros países del Consejo de Cooperación para los Estados Árabes del Golfo (Cceag), que también incluye a Omán, los Emiratos Árabes Unidos y Catar, podrían unirse a las medidas en el futuro próximo.

La decisión, de acuerdo con el Ministerio de Asuntos Exteriores de Arabia Saudita, se debe a «las declaraciones insultantes» expresadas por el ahora ministro de Información del Líbano, George Kordahi, informó Saudi Gazette.

«Las declaraciones también reflejan la creciente distancia entre el Líbano y sus hermanos árabes», afirmaron, a su vez, desde el Ministerio de Exteriores de los Emiratos Árabes Unidos que también llamó a consultas a su embajador en el Líbano.

Días antes, en las redes sociales se difundió un video en el que el ministro libanés tachó de «inútil» la guerra en Yemen y describió el conflicto armado como «agresión» por parte de Arabia Saudita y los Emiratos Árabes Unidos, y precisó que los hutíes, alineados con Irán, se estaban defendiendo.

En una rueda de prensa, Kordahi, que ocupa el cargo desde el 10 de septiembre, se negó a disculparse o dimitir y reveló que los comentarios forman parte de una entrevista emitida el 5 de agosto. «No debemos seguir sometidos a chantaje en el Líbano por nadie, ya sean países, embajadores o individuos», aseveró el funcionario, citado por AP.

Por su parte, el presidente libanés Michel Aoun subrayó que «las declaraciones de Kordahi fueron hechas antes de su designación como ministro de Información y no reflejan la opinión del gobierno».

Mientras, el primer ministro del Líbano, Najib Mikati, aseveró en un comunicado que «una de las prioridades del gobierno es trabajar para restaurar las relaciones históricas y los lazos entre el Líbano y sus hermanos árabes».

«Lamentamos profundamente la decisión del Reino, y esperamos que su liderazgo, con su sabiduría, la reconsidere y nosotros, por nuestra parte, continuemos trabajando con todo el esfuerzo y perseverancia para corregir las faltas denunciadas y abordar lo que es necesario», manifestó.

El conflicto armado en Yemen enfrenta a los rebeldes hutíes con las fuerzas leales al presidente en el exilio, Abd Rabbuh Mansur al Hadi, apoyado por Arabia Saudita.
Desde 2015, la población yemení vive bajo los bombardeos que la coalición internacional encabezada por Arabia Saudita dirige contra los hutíes, a los que Riad considera terroristas apoyados por Irán.

T/RT/LRDS

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Botón volver arriba