El Mundo

Hungría advierte que la prohibición del petróleo ruso en la UE es como una «bomba atómica» para su economía

El primer ministro húngaro, Viktor Orbán, advirtió este viernes que su país no está preparado para aceptar unas sanciones que impidan el suministro de gas y petróleo rusos que plantea la Unión Europea. La propuesta de embargo energético es una «bomba atómica» para la economía nacional que no pueden aceptar, aseguró el jefe de Gobierno en una entrevista para la radio local.

De acuerdo con Orbán, Budapest está dispuesto a negociar para lograr un nuevo acuerdo que satisfaga los intereses nacionales, ya que lo que ha puesto la UE sobre la mesa es problemático y les resultaría demasiado costoso. Hungría necesitaría 5 años y tendría que hacer grandes inversiones en sus refinerías y oleoductos para poder transformar su sistema de suministro actual, que depende en un 65 % del petróleo ruso, explica Reuters citando sus declaraciones.

Orbán cuestionó si era prudente apostar por una transformación a gran escala, que requiere de años y supone un alto costo, mientras el conflicto en Ucrania sucede ahora.  «Tendríamos que gastar cientos de miles de millones de florines [moneda oficial de Hungría] para renovar un sistema de refinación de petróleo que no necesitamos ahora», recalcó.

La propuesta de prohibición de las importaciones de petróleo ruso a los países del bloque forma parte del sexto paquete de sanciones contra Moscú que presentó este miércoles la presidenta de la Comisión Europea, Ursula von der Leyen. El borrador del documento entregado a Hungría fue devuelto a la espera de ver una nueva alternativa, indicó Orbán. «No quiero enfrentarme a la UE, sino cooperar, pero esto solo es posible si tienen en cuenta nuestros intereses», insistió.

T/ Actualidad RT/ LRDS

 

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Botón volver arriba