Principal

EEUU no ve errores en uno de sus ataques que mató a 80 civiles en Siria

Estados Unidos rechaza haber violado las reglas de combate y el derecho internacional humanitario por sus bombardeos en Siria, uno de los cuales mató a 80 civiles en 2019. Además afirman que no cometieron error alguno.

En marzo de 2019, un avión de combate estadounidense F-15 arrojó bombas guiadas en la localidad de Al-Bagouz, situado en la provincia oriental siria de Deir Ezzor, matando a unos 80 civiles, entre ellos mujeres y niños.

No obstante, los resultados de una investigación lanzada a finales de 2021 por el Departamento de Defensa de EE.UU. (el Pentágono) —que fueron publicados el martes— afirman que las tropas estadounidenses no violaron convenciones de guerra ni causaron deliberadamente víctimas civiles.

De hecho, un memorándum difundido por el general Michael Garrett, jefe del Mando del Ejército de EE.UU., indica que, aunque había “deficiencias en el cumplimiento de las políticas”, no hay pruebas que apoyen “la alegación de que esas deficiencias fueron maliciosas o hechas para ocultar decisiones o acciones”. “No hubo intención maliciosa o errónea”, precisa la nota.

De acuerdo con el resumen de la pesquisa, EE.UU. lanzó el referido bombardeo tras la solicitud de las Fuerzas de Siria Democrática (FSD), apoyadas por Washington, para hacer frente a los terroristas de Daesh.

El documento confirma que “había civiles dentro del radio de la explosión” del ataque, aunque alega que eso fue “sin conocimiento” del comandante de la operación.

Por su parte, el portavoz del Pentágono, John Kirby, admitió el mismo martes ante los periodistas que no se realizó una “evaluación completa” antes del ataque.

“Tomas las mejores decisiones que puedes en la guerra. ¿Lo haces bien cada vez? No. Y eso es lamentable para todos nosotros”, dijo, confirmando que la operación estadounidense “terminó en el asesinato de personas inocentes”.

En noviembre pasado, el diario estadounidense The New York Times, publicó los resultados de una investigación, de acuerdo con las cuales responsables militares y civiles estadounidenses pudieron haber escondido la cifra real de fallecidos.

Las operaciones de EE.UU. en el territorio sirio han causado la muerte de miles de civiles en el país levantino. Washington y sus aliados se instalaron en Siria desde 2014, sin contar con la debida autorización del Gobierno de Damasco para ello, bajo el pretexto de combatir al grupo terrorista Daesh.

T/ Hispantv/ LRDS

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Botón volver arriba